Corte Suprema de Florida emite y luego retira orden sobre sentencia de muerte
La máxima instancia judicial estatal anuló la orden que emitió poco antes debido a que había sido publicada "por error" y de manera prematura

MIAMI.- La Corte Suprema de Florida retiró este miércoles una decisión que había publicado horas antes y en la que prohibía a los jueces dictar sentencias de muerte en los casos pendientes de resolución.

La máxima instancia judicial estatal anuló la orden que emitió poco antes debido a que había sido publicada "por error" y de manera prematura, según explicó en un comunicado el portavoz Craig Waters.

Waters señaló que la orden en cuestión, aprobada este miércoles con cinco votos a favor y dos en contra, hacía referencia a casos pendientes en los que hacían falta todavía opiniones separadas.

"El error se produjo porque la orden de hoy no debería haber sido publicada hasta que las opiniones en esos casos separados realmente se hayan publicado", precisó.

La orden constituía una respuesta al pedido de la fiscal estatal, Pam Biondi, quien solicitó a la Corte Suprema que permitiera a los jueces de Florida dictar sentencias de muerte en los casos en que el jurado haya alcanzado ese veredicto de manera unánime.

Este organismo impidió el pasado mes de octubre la puesta en vigor de una reforma legal de la legislatura estatal respecto a las penas de muerte, que determinó que solo bastaba el voto mayoritario de 10 de los 12 miembros del jurado para imponer esta sentencia.

La Corte Suprema de Florida defiende que hace falta el veredicto unánime de todos los miembros del jurado para dictar una pena capital.

La legislatura de Florida se vio obligada a efectuar aquellos cambios legales en el proceso para estas sentencias después de que el Tribunal Supremo de Estados Unidos considerara en enero pasado "inconstitucional" la forma como se aplica esta pena en el estado.

Para añadir más polémica a la discusión, el pasado mes de diciembre el Alto Tribunal estatal obligó a la revisión de unas 200 sentencias a muerte en el estado, tras aludir una decisión de 2002 de la Suprema Corte federal que señala que solo el jurado, y no el juez, puede determinar este tipo de sentencias.

Florida es uno de los tres estados, junto con Alabama y Delaware, que no requieren un veredicto unánime del jurado para sentenciar a un reo a muerte.

Según las autoridades carcelarias estatales, desde 1976 se han ejecutado a 92 reos, el último de ellos el asesino en serie Oscar Ray Bolin que recibió la inyección letal el 7 de enero de 2016.