MIAMI.- Un centro estético de Hialeah es blanco de una demanda por supuesta negligencia entablada por la familia de una joven madre de West Virginia que murió tras someterse a un levantamiento de glúteos, informó el canal aliado Telemundo 51.

Heather Meadows, de 29 años, era madre de dos pequeños y añoraba mejorar su figura, por lo que viajo de West Virginia al centro estético Encore en Hialeah para someterse a un levantamiento de glúteos con transferencia de grasa, conocido como un Brazilian Butt lift.

Horas más tarde, murió cuando la grasa se le introdujo a las arterias, ocasionándole un paro cardiaco.

“Hemos escuchado muchos problemas alrededor del mundo sobre los émbolos de grasas, cuando la grasa entra a la vena y se va a los pulmones y causa la fatalidad en el paciente”, dice el doctor Constantino Mendieta, un médico certificado por la junta de cirugía plástica.

En los últimos años, siete mujeres, incluyendo a Meadows, han muerto en el sur de la Florida tras someterse a este procedimiento con diferentes doctores y clínicas.

Una demanda entablada por la familia de Heather Meadows este noviembre, acusa a Encore de negligencia por supuestamente carecer de procedimientos adecuados para lidiar con paros cardiacos.

La demanda también se alega que rellenaron de manera fraudulenta documentos médicos a nombre de Meadows y contrataron a enfermeras, técnicos, y cirujanos no capacitados.

En respuesta a las alegaciones, los abogados de Encore dijeron que “la queja está llena de mentiras y discrepancias”. Agregan que no cuenta con “una Eres Cosmetic Surgery. Los centros cuentan con mucha de la misma gerencia y médicos.

sola opinión de un experto medico como es requerido por ley”.

Hace un par de meses, Encore y Vanity, otra clínica que le pertenecía al mismo dueño cerraron sus puertas y reabrieron bajo un nuevo nombre;

La demanda de la familia de Meadows también nombra a Eres Cosmetic Surgery como acusado, alegando que el centro ha cambiado de nombre tres veces en los últimos nueve años con el fin de ocultar información y defraudar a sus acreedores.

El doctor Mendieta dice que eso es común cuando un centro es encabezado por un empresario y no un médico. “Es gente de negocios que contratan a cirujanos plásticos para trabajar y trabajan en precios bajos; en cantidad y en volumen”, dice Mendieta.

"El problema que tenemos aquí es que estos centros si tienen algún problema, cambian el nombre nada más”, asegura Mendieta.

Los abogados que representan a Encore dicen que piensan pedir que esta queja sea desestimada ya que consideran que fue sometida en mala fe. En la demanda, la familia de Meadows pide compensación por daños mayores a los 15 mil dólares.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas