MIAMI.- En apenas una semana han llegado a la oficina de la representante federal republicana Ilena Ros-Lehtinen cinco casos de presuntas detenciones arbitrarias de inmigrantes indocumentados que llegan a reportarse a las autoridades migratorias –como lo habían hecho en ocasiones anteriores-y terminan detenidos y en proceso de deportación, según lo reconoció Mayteé Sanz, jefa del despacho de la representante en Miami.

Esa situación la denunció Eliseth Sáenz, una mujer de 36 años, quien había recibido una llamada de su esposo, Charles Rodríguez Artera, a las cuatro de la mañana de este miércoles en la que le informaba que “ya le estaban poniendo las cadenas para ser deportado. En inmigración no me quisieron dar datos”.

Rodríguez Artera, según recuento de su esposa, fue detenido cuando cumplía con la orden de supervisión en una oficina de inmigración en Miramar, en el condado Broward. “La abogada dijo que no le iba a pasar nada, y por eso se presentó como corderito al matadero”, indicó Sáenz, quien en compañía de activistas pro inmigrante y otros indocumentados fue a las oficinas de la representante Ros Lehtinen para entregarle 90.000 firmas de personas que se oponen a la propuesta de presupuesto presentada por el presidente Trump por ser considerada como “dinero que será utilizado para financiar una maquinaria de deportación”.

Embed

La jefa de despacho de Ros-Lehtinen argumentó que “no existía un presupuesto y que la representante está de lado de los inmigrantes y no va a votar por una máquina de deportación”.

Despacho Ros-Lehtinen inmigrantes.jpg
Maytee Sanz, jefa del despacho de la representa Ileana Ros-Lehtinen, recibe a una delegación de activista pro inmigrante que llevaron 90.000 firmas de personas que se oponen a la propuesta de presupuesto del presidente Trump.
Maytee Sanz, jefa del despacho de la representa Ileana Ros-Lehtinen, recibe a una delegación de activista pro inmigrante que llevaron 90.000 firmas de personas que se oponen a la propuesta de presupuesto del presidente Trump.

Además, atendió el caso de Sáenz y el de otra mujer que tenía un hermano también en proceso de deportación y detenido en condiciones similares a las de Rodríguez Artera. Indicó que la representante siempre ha estado a favor de los alivios migratorios para los llamados “dreamers” –jóvenes estudiantes indocumentados- y que no podía comprometerse a resolver unos casos de los que no tenía mayor información.

Preocupación

La tensión entre los inmigrantes crece. Es el caso de Jackeline López, madre de una estudiante “dreamer” que fue favorecida con el alivio migratorio llamado DACA (acción diferida para quienes llegaron a este país siendo niños y traídos por sus padres). “Estamos aterrorizadas, ayer un “dreamer”, fue deportado, se llama Juan Manuel [sucedió en California], estaba con todos sus documentos en regla, y en cuestión de días lo devolvieron a su país de origen”, expresó López, nacida en Bolivia.

“Quiero preguntarles a nuestros congresistas qué harán ahora por nosotros”, indicó. “Se están viendo cosas que antes no se veían. Están llegando a las casas, esta administración dijo que no iba a tocar a los “dreamers”, pero es no está pasando”, precisó.

Uno de los activistas pro inmigrante preguntó a Sanz si la oficina de Ros-Lehtinen estaba comprometida con regresar a este país a Juan Manuel. “No estamos comprometidos con traerlo, pero vamos a investigar qué pasó”, respondió.

“Mi esposo es pastor de una iglesia, un predicador. No cometió ningún delito. Mi hijo lo extraña mucho. Lo estamos pasando muy difícil”, dijo Sáenz frente a los periodistas, en la oficina de Ros- Lehtinen.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál cree que será el principal resultado de las protestas en las calles impulsadas por la oposición venezolana?

Aumento de la represión sin logros en lo político
Adelanto de elecciones generales
Renuncia de Nicolás Maduro
Convocatoria de elecciones de gobernadores
ver resultados

Las Más Leídas