En momentos en que las embajadas de Estados Unidos y Cuba en los respectivos países son apenas una sombra de aquel simbolismo con que fueron inauguradas hace apenas dos años, el círculo de presión económica que busca el restablecimiento de las libertades y la democracia en Cuba se sigue cerrando.

El gobernador Scott prevé la posibilidad de extender a Cuba el programa que ya fue aprobado sobre Venezuela a principios de 2017. Si así fuera, podría repetir la experiencia de intervención de la Small Business Administration (SBA) para impedir negocios con Venezuela. Una medida parecida evitaría que las empresas de Florida que realicen operaciones mercantiles o de exportación e importación con Cuba accedan a programas de asistencia financiera federal. Esta medida podría ir en el orden de aumentar las restricciones y controles sobre las exportaciones con las empresas del régimen de La Habana.

El esperado "sector privado emergente", dijo Scott refiriéndose a los cuentapropistas cubanos, ha disminuido. El gobernador tiene una lupa sobre las políticas de la Isla. Esa alineación hace posible que Florida, como estado, siga el mandato expuesto por Trump en junio consistente en prohibir acuerdos comerciales con el dueño por excelencia del monopolio militar que gestiona los cada vez más escasos recursos económicos de la Isla, GAESA.

Estados Unidos mantiene restricciones y controles de las exportaciones por razones de seguridad nacional y de política extranjera, pero este paso va más allá teniendo en cuenta que, para ello, las empresas de Florida deberán ser monitoreadas para que se puedan aplicar las sanciones pertinentes.

El gobernador señaló que su proyecto contra el “régimen de Maduro” será presentado en la próxima sesión legislativa y que “las empresas pueden optar por apoyar el régimen de Maduro, o por buscar inversiones del estado de la Florida, pero no ambas”. En este mismo espejo se podrá mirar la propuesta de ley que involucre a Cuba.

En la bienvenida del gobernador Scott a la Cumbre Latinoamericana 2017, el político explica "hemos visto a Venezuela caer en un completo caos bajo la brutal y opresiva dictadura de Nicolás Maduro. Hemos visto la escasez de alimentos y medicinas, la violencia en las calles y la incertidumbre económica. Lamentablemente, hemos visto esto antes. Lo que está sucediendo en Venezuela es un eco de la brutal opresión que continúa estropeando la vida de millones de cubanos".

A principios de año Scott avanzaba su voluntad de endurecer su política hacia Cuba. “Voy a recomendar la restricción de los fondos estatales para los puertos que trabajan con Cuba en mi presupuesto”, puso en su cuenta de twitter en enero de este año. Esta semana el gobernador dejó entrever que ya está trabajando en una nueva estrategia y respaldó esa voluntad con un conjunto de argumentos políticos capaces de apuntalar duras restricciones comerciales.

Scott se mostró combativo ante la perspectiva de poner a los trabajadores estadounidenses en desventaja competitiva a través de acuerdos con las entidades estatales cubanas que emplean prácticas laborales forzadas y explotadoras, contrarias a las normas internacionales.

Durante la inauguración de la Cumbre Latinoamericana 2017 celebrada en Miami, el gobernador anunció un proyecto de ley que prohibirá a las agencias estatales de Florida invertir en cualquier compañía que realice negocios con el régimen venezolano de Nicolás Maduro y, en tal sentido, vinculó el destino de los regímenes de Venezuela y Cuba.

Scott ha señalado reiteradamente que Venezuela y Cuba son dos brutales dictaduras sin democracia y sin libertad y ha manifestado su compromiso de luchar en pos de que esos valores sean restituidos en ambos países "cuyas comunidades de inmigrantes son las dos mayores que residen en Florida".

El gobernador también se ha sumado a las voces que advierten que la "dictadura" de Raúl Castro "sigue tirando de las cuerdas, ayudando al baño de sangre del gobierno de Maduro contra el heroico pueblo venezolano".

A principios de junio pasado, el político republicano instó al presidente de Estados Unidos Donald Trump y a su Gobierno a revertir las políticas de Estados Unidos hacia Cuba de su predecesor, Barack Obama. "Tienen la oportunidad de establecer un nuevo rumbo" en Venezuela y Cuba, aseguró. Días más tarde, en Miami, el presidente Trump firmaba una orden ejecutiva eliminando algunos de los acuerdos de acercamiento entre ambos países.

Varias iniciativas presentadas por Scott relacionadas con los vínculos comerciales con Cuba, ya se han dado de bruces contra los distintos niveles de aprobación antes de llegar a un debate en el Congreso estatal, pero esta vez existen mayores confluencias para que una regulación estatal contra las empresas locales que hacen negocios con Cuba, prospere.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas