Escuelas Públicas de Miami-Dade listas para recibir a alumnos boricuas
El superintendente Alberto Carvalho hizo esa afirmación en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter en el que ratificó lo que había adelantado en un memorando enviado a los miembros de la junta escolar del Condado

MIAMI.- El superintendente de las Escuelas Públicas del condado de Miami Dade, Alberto M. Carvalho, señaló el domingo que su departamento está "preparado para dar la bienvenida a estudiantes de Puerto Rico", ante las dificultades por las que atraviesa la isla debido a los huracanes María e Irma.

El superintendente hizo esa afirmación en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter en el que ratificó lo que había adelantado en un memorando enviado a los miembros de la junta escolar del condado: la posible llegada a Florida de estudiantes boricuas y de otras islas caribeñas para continuar sus estudios.

"El huracán María puede enviar una oleada de estudiantes puertorriqueños a Miami-Dade", indicó en Twitter.

En el documento enviado a la Junta Escolar, al que tuvo acceso Telemundo, señala que en "anticipación" a esa posible oleada, "el personal apropiado del distrito escolar ha empezado a coordinar esfuerzos para asegurar que nuestras escuelas estén preparadas para cumplir con las necesidades de estos estudiantes".

Posiblemente los padres no quieran que sus hijos estén sin ir a la escuela por un largo periodo de tiempo y o la familia entera se traslade a territorio continental de EE.UU. o envíe a los niños a casa de familiares que ya están aquí, según el superintendente.

El miércoles pasado, cuando los boricuas aun no se habían recuperado del embate de Irma, María tocó tierra en Puerto Rico como huracán de categoría 4, con vientos de 250 kilómetros por hora y atravesó durante horas toda la isla, que tiene menos de 3,5 millones de habitantes y unos 350.000 escolares.

Al menos siete personas murieron, según fuentes oficiales, centenares de edificios han sido destruidos, grandes aéreas están inundadas, el servicio eléctrico está cortado por completo y no hay fecha para la reanudación de las clases en Puerto Rico.

El huracán se suma a la prolongada recesión de Puerto Rico, que se refleja en una alta tasa de desempleo y en el hecho de que miles de puertorriqueños se hayan radicado el último año en territorio continental de Estados Unidos, especialmente en Florida, pues no necesitan visas por ser un estado asociado.

También el alcalde de Miami, Tomás Regalado, piensa que hay que estar preparado para un éxodo de puertorriqueños no solo a Orlando, sino a la zona de Miami, donde hay "una comunidad enorme pero callada", según dijo al canal Telemundo.

Regalado opinó que Miami puede asimilar este éxodo y recordó que los puertorriqueños tienen los documentos legales para incorporarse al sistema laboral y que en la ciudad hay trabajos especialmente en la industria hotelera, la gastronomía y la construcción.