MIAMI.- A pocos días de cumplirse 25 años del paso del devastador huracán Andrew por el sur de la Florida, el grupo asegurador Swiss Re dice que Miami podría sufrir un desastre aún mayor, a pesar de las severas normativas de seguridad implementadas en la construcción.

La importante firma reaseguradora, con sede central en Suiza y portadora de un extenso portafolio internacional, realizó un estudio, que ha publicado en su sitio web bajo el nombre Hurricane Andrew: The 20 miles that saved Miami, o Huracán Andrew: las 20 millas que salvaron a Miami, en base a la fórmula del crecimiento poblacional y el aumento del valor de la propiedad, y se plantea las preguntas ¿Cuál sería hoy el impacto de Andrew? y ¿Qué hubiera sucedido si ese huracán hubiese tocado tierra en el centro de Miami?

De hecho, la ruta del huracán, que mantenía una trayectoria semirrecta en dirección a lado sur del centro de Miami, tuvo una pequeña variación hacia el sur que lo condujo a la entonces zona menos poblada del Gran Miami, en la madrugada del 22 de agosto de 1992, aunque también ocasionó grandes daños en la periferia, donde se reportaron vientos de 115 mph, o 185 kmh.

huracan Andrew Miami
<p>El temible huracán Andrew atravesó el sur de la florida el 22 de agosto de 1992.</p><p></p>

El temible huracán Andrew atravesó el sur de la florida el 22 de agosto de 1992.

Entonces el condado Miami-Dade tenía un millón menos de habitantes y la proliferación de rascacielos no había comenzado.

El huracán Andrew, “The Big One”, el grande, como se le llamó en aquel momento, causó la muerte a 44 personas en la zona, 15 de ellas durante el paso de la gran la tormenta.

“Andrew destruyó más de 25.000 viviendas, dañó otras 100.000 y ocasionó más de 26.500 millones de dólares en pérdidas materiales, de los que sólo 15.500 millones fueron asumidos por las aseguradoras”, recordó el informe.

Hoy la población supera los 3,3 millones de habitantes, lo que representa un aumento superior al 35%, así como un incremento de valores, que en muchos casos supera el 400% respecto al año 1992.

“El mismo huracán hoy causaría una pérdida estimada entre 80.000 y 100.000 millones de dólares, de los que sólo 50.000 o 60.000 millones serían asumidos por las aseguradoras”, lo que dejaría en manos del erario público (contribuyentes y gobiernos) los gastos restantes.

Y si ese huracán tocara tierra en el centro de Miami los daños serían aún mayores, entre 100.000 y 300.000 millones de dólares, con sólo 180.000 millones asumidos por las aseguradoras.

“El huracán Andrew produjo grandes pérdidas en el sur de la Florida, y es una latente preocupación que una tormenta como Andrew vuelva a golpear esta zona”, comentó la especialista en valoraciones y coautora del estudio Marla Schwartz.

“La cuestión no es si habrá otra tormenta como esta en el sur de la Florida, sino cuándo vendrá”, concluyó.

El último huracán en azotar Miami fue Wilma en octubre de 2005, con vientos de hasta 120 mph, o 193 kmh, lo que produjo 35 muertes directas, además de 26 indirectas, y pérdidas materiales por 20.600 millones de dólares, además de la paralización de la economía local, incluyendo aeropuertos y puertos.

La ciudad sufrió un prolongado apagón, aunque menor al que ocasionó Andrew, así como un toque de queda por ocho días para evitar los saqueos y robos que se produjeron tras el paso del huracán.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario