MIAMI.- Lismery Ramírez, la niña cubana de 14 años que pedía antes de morir ver a su abuela que vive en Cuba, falleció sin poder su deseo cumplido, informó el canal aliado Telemundo 51.

La embajada de Estados Unidos en La Habana le negó dos veces la visa a la abuela de la pequeña.

La niña estaba gravemente enferma en el hospital Jackson Memorial, desde donde su mamá y ella pedían compasión y ayuda para que la abuela pudiera viajar.

Lismery Ramírez murió a consecuencia de la Cystic fibrosis que padecía y de complicaciones con una diabetes derivada con problemas de coagulación. Tenía un bypass para ventilarle los pulmones.

Ramírez estaba condenada a muerte en una cama de hospital, con oxígeno permanente, y sedada con morfina cada cuatro horas para aliviar los dolores.

La abuela Elena Borges ansiaba ver a su nieta, pero su anhelo se vio frustrado por la muerte de la menor.

Embed

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas