MIAMI.- Los familiares de una de las ocho personas que murieron el miércoles en un centro de rehabilitación de ancianos en Hollywood, Florida, que no tenía aire acondicionado después del huracán Irma presentaron hoy una demanda con el fin de que no se destruyan elementos que permitan esclarecer lo que pasó.

Abogados en representación de Albertina Vega, de 99 años, una de las víctimas, presentaron una "queja de emergencia" en una corte del condado de Broward encaminada a preservar documentos y vídeos.

"Vega murió cuando fue descuidada en el sofocante calor dentro del centro cuando se sabía que el aire acondicionado era inoperable", se lamentaron los abogados John Leighton y Max Panoff en un comunicado.

"En vez de cuidar a la señora Vega o trasladarla al Hospital Memorial, al otro lado de la calle, la dejaron morir", agregaron en referencia a los gestores del Centro de Rehabilitación de Hollywood Hills.

La demanda, señalan, busca prevenir la"destrucción y alteración" de documentos.

Sin embargo, el centro señaló que ni la empresa de energía, la Florida Power & Light (FPL), ni la línea de emergencia del estado de Florida respondieron a tiempo a sus llamados solicitando ayuda para restablecer el aire acondicionado.

Aseguró que llamaron el domingo, tras el paso del huracán, a la FPL para informar sobre uno de los transformadores averiados, del cual dependía el aire acondicionado.

El gobernador de Florida, Rick Scott, por su parte, indicó este viernes a través de un portavoz que "todas las llamadas hechas al gobernador fueron remitidas a la Agencia para la Administración de Servicios de Salud y al Departamento de Salud de Florida, que rápidamente las contestaron".

Entre la noche del martes y miércoles pasado ocho personas con edades entre 70 y 96 años murieron y otras 115 fueron evacuadas del centro de ancianos.

Las autoridades policiales de Hollywood ya habían abierto una investigación criminal por la muerte de Vega, Bobby Owens, Manuel Mario Medieta, Miguel Antonio Franco, Estella Hendricks, Gail Nova, Carolyn Eatherly y Betty Hibbard.

De igual forma, la Agencia para la Administración de Servicios de Salud de Florida ha prohibido la entrada en el centro ante la amenaza que suponen para la seguridad sus actuales condiciones.

Por otro lado, el propietario del centro de ancianos, el colombiano Jack Michel, "tiene antecedentes de acusaciones de fraude", según publicó el diario Sun Sentinel.

El diario precisa que Michel y otras cuatro personas llegaron en 2006 a un acuerdo con la Justicia de EEUU tras ser acusados de enviar pacientes a su hospital de Miami, Larkin Community, para "tratamiento innecesario".

Precisa que Michel, que compró el hospital Larkin Community en 1998, ese hospital y otras tres personas pagaron 15,4 millones de dólares como parte del acuerdo con la Fiscalía.

Aunque al principio se habló de cortes de luz en el centro de ancianos como consecuencia del huracán, la administración del asilo ha dicho que nunca estuvieron sin el servicio.

El sur de Florida aún enfrenta apagones como consecuencia del paso del huracán por el sur de Florida, el domingo pasado, tras tocar tierra en los Cayos de Florida.

Por lo menos una treintena de personas han muerto en Florida en hechos relacionados con el paso de Irma, entre ellos las ocho del Centro de Rehabilitación y al menos ocho más en los Cayos de Florida, una de las zonas más devastadas por el huracán.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas