MIAMI.- La familia y los abogados del español Pablo Ibar, acusado por un triple asesinato ocurrido en Florida en 1994, manifestaron este jueves su satisfacción por el hecho de que el esperado nuevo juicio ya tenga fecha.

En su primera y breve audiencia tras asumir el caso en un tribunal de Fort Lauderdale (Florida), la jueza Lisa Porter aceptó de inmediato la petición de la defensa de Ibar de fijar la fecha del 28 de febrero de 2018 para el comienzo de juicio, que "se prevé largo".

"Estamos muy contentos y satisfechos al ver que el caso de Pablo se mueve y la jueza ha fijado una fecha para su comienzo", señaló a Efe Joe Nascimiento, del equipo de letrados que defiende a Ibar, quien lleva 23 años preso, de los cuales pasó más de 15 en el corredor de la muerte tras ser condenado en 2000 a la pena capital.

El juicio comenzará con la selección del jurado, aunque antes de esa fecha se realizarán probablemente varias reuniones o conferencias de seguimiento para abordar asuntos tan vitales como la forma de elección del jurado de 12 miembros.

La Fiscalía ya anunció en junio de 2016 su intención de pedir la pena de muerte de nuevo para Ibar por los tres asesinatos, cuya autoría el español siempre ha negado.

La defensa aseguró que la jueza Porter, el cuarto juez que llega desde 2015 a esta instancia en el tribunal de Fort Lauderdale, tras serle asignado el caso recientemente, es una profesional "muy capaz e inteligente".

Después de que la Corte Suprema de Florida anulara en 2016 la condena a muerte de Ibar y ordenase un nuevo juicio, el juez Raaj Singhal se encargó del caso hasta su abandono de la sala de lo penal en julio pasado para incorporarse a los tribunales civiles.

Antes, el encargado fue Jeffrey R. Levenson.

Singhal se despidió del caso Ibar con un revés para la defensa: desestimó la moción presentada para invalidar el testimonio del hombre que identificó al español hace 23 años como el presunto asesino de tres personas y le denegó los beneficios de la libertad provisional bajo fianza.

Ahora el caso está en manos de la jueza Porter, una magistrada que desarrolla su trabajo en "una unidad de juicios especiales que maneja casos complejos", precisó Nascimento.

Cándido Ibar, padre de Pablo Ibar, mostró a Efe su alivio porque, al menos "la incertidumbre (de no ver llegar el día de un nuevo juicio) ha desaparecido".

"Ya tenemos una base y una jueza seria que ha fijado la fecha. Eso relaja algo, ya que, aunque Pablo está bien de ánimos, la incertidumbre era muy dura", resalto Cándido Ibar.

Hasta el comienzo de juicio, la defensa liderada por el abogado Benjamin Waxman es muy probable que presente nuevas mociones para la supresión de pruebas, como la nueva de ADN entregada por la Fiscalía el año pasado, que "presenta muchas dudas" para resultar inculpatoria en el proceso.

Al argumento de la defensa de que el juicio no fue justo, por una defensa defectuosa, se añade la significativa duda sobre la culpabilidad de Ibar al no existir ninguna prueba material que le implique.

Ni las huellas dactilares recogidas en el lugar del triple homicidio, ni las muestras de pelo ni las de ADN coinciden con las de Ibar, quien siempre ha mantenido su inocencia.

En febrero de 2016 el Supremo de Florida anuló la condena a muerte al considerar que las pruebas existentes sobre la implicación de Ibar en asesinatos de tres personas, el dueño de un local nocturno y dos modelos, eran "escasas" y "débiles".

En un documento de 27 páginas el Supremo se pronunció en contra de la condena a muerte y expuso los argumentos de la defensa, principalmente la "ausencia de pruebas físicas que conecten a Ibar con el triple asesinato".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario