MIAMI.- La Agencia Federal de Manejo de Emergencias, conocida como FEMA por sus siglas en inglés, estaría quedándose rápidamente sin fondos para la recuperación de desastres justo cuando el huracán Irma abandona Puerto Rico y avanza hacia la zona de Florida, tras impactar también a las Islas Vírgenes.

La respuesta del organismo a la devastación causada por el huracán Harvey en Texas mermó de forma importante los fondos de FEMA para la recuperación de desastres, que bajó rápidamente de $2.14 billones que había el jueves pasado a $1.01 billones este martes. Las cifras fueron inicialmente reportadas por Bloomberg y posteriormente confimadas por NBC News.

"FEMA podría quedarse sin fondos para el viernes 8 de septiembre, justo dos días antes de que se espere el impacto de Irma en Florida", dijeron los senadores de ese estado Bill Nelson y Marco Rubio en una declaración conjunta.

"Desafortunadamente, el paquete de rescate que considera el Congreso en este momento por el huracán Harvey no incluye los gastos adicionales en los que podría incurrir FEMA como resultado de Irma".

Recientemente, la Cámara de Representantes aprobó una ayuda de $7.85 billones de ayuda para las víctimas de Harvey y el Senado debe hacer lo propio pronto.

El gobierno de todas formas ya está anticipando la necesidad de dinero adicional y la Casa Blanca ya pidió $6.7 billones para recuperación de Harvey como parte del presupuesto de gastos que el Congreso deberá aprobar a finales de septiembre. Ese monto podría aumentar una vez que Irma se acerque a la Florida, mientras que desde ya el gobernador de Texas estima que la recuperación de su estado podría costar hasta $180 billones.

William Booher, director de Asuntos Públicos de FEMA, dijo en un correo electrónico que era muy temprano para especular el costo global e impacto de Irma y Harvey, además de enfatizar que su agencia ya tiene recursos en marcha para responder ante Irma y que han enviado personal para apoyar en las Islas Vírgenes, Puerto Rico y Florida.

Esa preparación anticipada es una de las razones por las que FEMA ha usado fondos de recuperación de desastres, según Rafael Lamaitre, exvocero de FEMA durante la gestión de Barack Obama.

Después de la calamitosa respuesta del gobierno federal al huracán Katrina, el Congreso aprobó una ley que permite a FEMA adelantar suministros y personal en zonas donde se anticipan que ocurran desastres, incluso antes que lo soliciten los estados. "Es más costoso adelantarse, pero es lo que le debemos a las personas", dijio Lamaitre.

A diferencia de otras agencias, FEMA basa su presupuesto en desastres pasados así como en un promedio de los últimos diez años de eventos no catastróficos. Dado que la frecuencia y severidad del tiempo extremo ha crecido en los años recientes, el gasto federal también va en ascenso.

Puerto Rico y las Islas Vírgenes enfrentan vulnerabilidades especiales, que podrían requerir más apoyo externo. Jennifer González-Colón, comisionada de Puerto Rico en la Cámara de Representantes, dijo que la isla recibe a Irma con una red eléctrica ya golpeada y un éxodo de médicos. Dijo haber recibido confirmación del gobierno que tanto médicos como otro personal de apoyo estaría en la isla antes del paso de Irma, que fue el miércoles.

"Esta es la primera vez que FEMA está trabajando de manera tan cercana y en comunicación con el gobierno de Puerto Rico y las agencias locales", dijo González. "Es la primera vez que tenemos una respuesta adecuada", añadió la republicana.

Ted Deutch, representante demócrata de Florida, dijo que sigue preocupado de que el personal federal disponible sea escaso dado el poder de los dos huracanes sucesivos. Ha urgido a FEMA a concretar sus planes de preasignar recursos a Florida, ya que no han concluído.

"Todavía están determinando qué debe ir a dónde y el personal", dijo Deutch. "No puedes esperar hasta después que el huracán golpee".

Elizabeth Zimmerman, exadministradora asociada de FEMA para respuestas y recuperación, dijo que FEMA tendrá que tomar decisiones críticas sobre cómo destinar sus recursos a la luz de ambos huracanes. El fondo cubre no solo albergues de emergencias y operaciones de rescate y búsqueda, sino también la asistencia personal a quienes regresan a sus hogares y requieren efectivo para comidas, gasolina y otras necesidades.

Y el reto para FEMA no es poco: dos huracanes más están a la vuelta de la esquina, pues Katia y José ya alcanzaron tal categoría, aunque lejos aún del territorio de EEUU.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas