MIAMI.- En una sentida ceremonia presidida por el gobernador de la Florida, Rick Scott, un nutrido grupo de personalidades del exilio cubano celebró de manera anticipada este viernes el aniversario 115 de la Independencia de Cuba, uniendo sus voces por el retorno de la democracia en la isla y también en Venezuela.

Scott, ante más de un centenar de asistentes que se dieron cita en el Museo de la Diáspora Cubana, con motivo de la gesta independista de Cuba, ocurrida el 20 de mayo de 1902, entregó la Medalla de la Libertad a los opositores cubanos Sirley Ávila León y Pedro Corzo, "por su trabajo por la democracia y libertad” en la nación caribeña.

Ávila, miembro del Partido Republicano de Cuba, dijo al congratularse con la distinción que "yo sinceramente me siento orgullosa de ser parte de la historia que él [Rick Scott] está escribiendo como gobernador, de ayudar directamente la lucha de nuestro pueblo cubano, y de los que ansiamos tener libertad y democracia".

Al justificar el homenaje tributado por la comunidad floridana, Scott señaló que Ávila es una víctima de su activismo en contra del régimen castrista y dijo que por su posición recia en contra del Gobierno de la isla, la opositora fue atacada a machetazos, en 2015, por un trabajador rural que le cercenó la mano izquierda y le causó heridas graves en otras partes del cuerpo.

SCOTT CONDECORA OPOSITORES CUBA
El gobernador Rick Scott después de condecorar a los opositores cubanos Sirley Ávila y Pedro Corzo.
El gobernador Rick Scott después de condecorar a los opositores cubanos Sirley Ávila y Pedro Corzo.

Por su parte, Pedro Corzo, quien es presidente del Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo, aseveró que "es importante que un día como hoy seamos honrados con la Medalla de la Libertad, porque somos parte de un pueblo que la ha perdido hace 58 años".

Periodista, conferencista y escritor, Corzo dedicó la condecoración a sus antiguos compañeros de prisión en el Reclusorio Nacional de Isla de Pinos y a “todas las mujeres que estuvieron presas y están presas todavía, y todos los hombres cubanos presos".

La ceremonia fue organizada por Inspire America Foundation como un tributo a los “combatientes por la libertad” tanto en Cuba como en Venezuela, dos países gobernados bajo un esquema socialista que ha arrojado pésimos resultados para el pueblo.

Tomando la vocería de la oposición venezolana y especialmente del preso político Leopoldo López, el director del movimiento Voluntad Popular, Carlos Vecchio, condenó la represión del presidente Nicolás Maduro contra la disidencia y pidió un minuto de silencio por las 50 personas que han muerto durante los 50 días de manifestaciones populares en eses país.

Vecchio enfatizó que “gracias a los cubanos en el exilio y a sus hijos cubanoamericanos como el senador Marco Rubio, Bob Menéndez, [Carlos] Curbelo, [Mario] Díaz-Balart, Ileana [Ros-Lehtinen] nosotros [los venezolanos] hemos podido alzar la voz en este país y pedir la libertad para Venezuela”.

Entre los oradores también estuvo el opositor cubano Jorge Luis García Pérez, conocido como “Antunez”, en cuyo breve discurso se refirió a Cuba y Venezuela como países víctimas de una dictadura con las mismas raíces.

“El futuro de Cuba y Venezuela están muy unidos", aseguró el ex-preso político del régimen castrista. Y añadió: “En la medida que se debilite el chavismo, el castrismo también lo estará”.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que las sanciones de EEUU a funcionarios venezolanos ayudan a solucionar la crisis en Venezuela?

Las Más Leídas