MIAMI.- La anticipada falta de fluido eléctrico en zonas de La Florida, tras el inminente paso del huracán Irma, ha encendido las alarmas, sobre todo por la anunciada suspensión de las operaciones de la planta nuclear de Turkey Point, previsto ante de la llegada de la tormenta, por la empresa Florida Power & Light, FPL por sus siglas en inglés.

Ante esta preocupación, el director y presidente de FPL, Eric Silagy, aclaró que el cierre anticipado de la planta no provocará un cese de fluido eléctrico antes de la llegada del huracán.

Sin embargo, dependiendo de los daños que Irma ocasione al tocar tierra en Florida, hasta 9 millones de personas podrían perder el servicio durante y después de la tormenta.

Silagy dijo que una vez que la tormenta pase, equipos de mantenimiento de FPL tratarán restaurar lo antes posible cualquier corte de electricidad que suceda.

"Estamos más preparados ahora que en cualquier otro momento de la historia de nuestra compañía", dijo Silagy.

También anticipó que las cuadrillas de trabajadores, inlcuso grupos procedentes de otras regiones del país, estarán trabajando 24 horas al día, los 7 días a la semana, hasta que la electricidad sea restaurada a cada residente.

No obstante, Silagy advirtió a los floridanos que, a pesar de la masiva fuerza laboral preparada, el retorno total del fluido eléctrico no ocurrirá “rápidamente”.

"Las interrupciones no se medirán en días, sino en semanas", advirtió.

Silagy exhortó a la población a permanecer resguardados durante y después de la tormenta, en vista de que pueden caer tendidos eléctrico que podrían representar un peligro para la población.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario