MIAMI.- El gobernador de Florida, Rick Scott, instó al Congreso de Florida a que apruebe un proyecto de ley para la compra de miles de acres de terreno al sur del lago Okeechobee para evitar el vertido de algas tóxicas en los estuarios.

Asimismo, Scott exhortó a los legisladores del estado a que incluyan una partida de 200 millones de dólares en el presupuesto para ayudar a la reparación del dique Hebert Hoover, que rodea el citado lago.

La semana pasada el Senado de Florida aprobó un proyecto de ley que respalda una plan para la construcción de un embalse donde descargar el agua sobrante del lago Okeechobee y luego, limpia ya, canalizarla hacia el sur del estado.

La enorme importancia de este proyecto de ley, que tendrá ahora que ser sancionado por la Cámara de Representantes del estado, radica en que servirá para acabar con el vertido actual masivo de agua del lago hacia varios estuarios y ríos localizados en los condados de Saint Lucie, Martin y Palm Beach, en la denominada "Costa del Tesoro", en el sureste del estado. Dicho vertido ha generado la proliferación de algas tóxicas.

"Es de gran importancia que, a medida que el cuerpo de legisladores avanza en el proyecto de ley del lago Okeechobee", me posicione sobre "cómo creo que debemos financiar nuestra defensa del medio ambiente", indicó Scott en un comunicado.

El gobernador recordó que el estado es reconocido por sus "hermosas vías navegables y prístina costa", por lo que, afirmó, "tenemos que ser muy activos en la protección de nuestro medio ambiente", como en el caso de las "floraciones de algas verdes tóxicas" el año pasado, que llevó a declarar el estado de emergencia.

El republicano Joe Negron, presidente del Senador e impulsor de la propuesta de almacenamiento de agua procedente del lago Okeechobee, señaló, por su parte, que "durante demasiado tiempo las algas tóxicas han estado dañando la salud tanto de nuestros ciudadanos como de nuestra economía".

Este plan, subrayó Negron, "se enfrenta a esta plaga de una manera que beneficia a las comunidades del sur de Florida".

El proyecto tendría un coste de unos 2.400 millones de dólares, según explicó Negron, quien presentó en agosto pasado un mapa con las tierras de compra propuestas a cargo del Estado y destinadas al almacenamiento de las descargas de agua.

La organización ambientalista Audubon Florida venía advirtiendo desde hace tiempo de la "crisis ecológica" que se estaba desatando en el ecosistema del estado, a raíz del vertido al mar de millones de galones de agua con residuos procedente del lago Okeechobee, el mayor de agua dulce de Florida.

Audubon alertó hace mas de un año de que los análisis de las descargas de agua del lago Okeechobee en los estuarios de Saint Lucie habían dado positivo en "fósforo y nitrógeno procedentes de aguas pluviales, residuales, fertilizantes y residuos de la industria ganadera".

Ello contribuyó a un ambiente favorable al desarrollo, como así sucedió, de algas verdes tóxicas y pestilentes.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál cree que será el principal resultado de las protestas en las calles impulsadas por la oposición venezolana?

Aumento de la represión sin logros en lo político
Adelanto de elecciones generales
Renuncia de Nicolás Maduro
Convocatoria de elecciones de gobernadores
ver resultados

Las Más Leídas