Embed

MIAMI.- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, dijo este lunes en Miami que pidió ayuda a su homólogo de la Florida, Rick Scott, para resolver la crisis de la salud en la isla caribeña y que sus coterráneos que están llegando a esta parte de los Estados Unidos no sean una carga para el presupuesto de los floridanos.

En una carta, Rosselló llamó la atención de Scott debido a que miles de puertorriqueños probablemente seguirán trasladándose a la Florida, para calificar al Medicaid, lo que costaría a los contribuyentes del Estado del Sol alrededor de 2.500 millones de dólares en los próximos 10 años.

El mandatario puertorriqueño señaló en la misiva que “estoy llegando a pedir su ayuda [al gobernador Scott] para activar la delegación de la Florida en el Congreso para abordar el tema de los fondos que necesita Puerto Rico en salud”.

El Congreso de los Estados Unidos podría reducir los fondos del programa Medicaid para Puerto Rico, el próximo año, acción que, según Roselló, repercutiría de manera preocupante en la salud de los “boricuas”.

gobernador-puerto-rico-ricardo-rosello-alvaromata.jpg
El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló.
El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló.

Rosselló alertó que ofrecer servicios de atención médica a un puertorriqueño podría costar más de tres veces a las finanzas del estado de la Florida.

El gobernador reclamó trato igualitario para la isla en los fondos federales de salud y ha señalado las consecuencias negativas de no atenderse la situación tanto para la isla como para los estados como la Florida, en donde están llegando puertorriqueños que le huyen a los problemas económicos de la isla.

El mandatario se reunió con líderes y profesionales de diversas áreas en el Borinquen Medical Center con el propósito de pedirles su respaldo en un plebiscito convocado para junio próximo que sería el primer paso en aras de la aceptación de Puerto Rico como el estado número 51 de la Unión.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario