MIAMI.- El gobernador de Florida, Rick Scott, firmó hoy una ley que refuerza los castigos y crea otros nuevos para delitos relacionados con las drogas sintéticas a base de opiáceos, como el fentanyl, para ayudar a combatir un aumento de la adicción a esas sustancias en los EEUU que ha sido calificado de "epidemia".

La firma de la ley HB 477 tuvo lugar en una ceremonia en el Centro de Operaciones de Emergencia del condado Sarasota (costa oeste de Florida), a la que asistió también el alguacil Tom Knight, el congresista Vern Buchanan y funcionarios policiales.

La ley castiga con penas de hasta 15 años de cárcel la posesión de más de 14 gramos de los opiáceos sintéticos fentanilo o carfentanilo y de hasta 25 años si la cantidad supera los 28 gramos.

La HB 477 refuerza la acción de la declaración de emergencia publica de salud por la crisis de los opiáceos que Scott hizo en mayo.

En Florida han muerto al menos 8.336 personas por sobredosis de drogas desde 2013 a 2015, y en ese último año se dio un aumento del 22 %, uno de los más altos del país.

El gobernador destacó que en virtud de la declaración de emergencia de salud pública estuvieron disponibles inmediatamente desde mayo más de 27 millones de dólares en fondos federales para combatir la epidemia.

El Departamento de Niños y Familias de Florida (DCF) asignó 375.000 dólares al Departamento de Cumplimiento de la Ley (FDLE) para que los equipos de primera auxilios cuenten con el antídoto para sobredosis de opiáceos conocido como Naloxone o Narcan.

Ambas agencias están colaborando para asegurar que los cuerpos de policía locales tengan la oportunidad de obtener Naloxone.

DCF también está tratando de asegurar que el Naloxone se distribuya a quienes proveen tratamiento a adictos, centros de salud y otras agencias de la comunidad.

Según la organización de derechos humanos Human Rights Watch, entre 2010 y 2014 se revirtieron al menos 30.000 sobredosis con este medicamento, que en la mayoría de los casos fue aplicado al afectado por personas que estaban junto a él.

Las muertes por sobredosis de drogas en EE.UU. superaron en 2016 las 33.000 y han aumentado un 137 % desde el año 2000. El aumento es del 200 % si solo se tienen en cuenta las provocadas por opiáceos, de acuerdo con HRW.

FUENTE: EFE
 

Deja tu comentario