Inauguran en Miami laboratorio para producir prótesis con impresoras 3D
Las máquinas, que utilizan acero y polvo de titanio, entre otros metales, podrán construir en horas todo tipo de elementos en tres dimensiones como brazos, rodillas, o mandíbulas, que posteriormente serán implementados en los pacientes

MIAMI.- La empresa estadounidense Johnson & Johnson, uno de los líderes en fabricación de productos médicos, inauguró este lunes junto a la Universidad de Miami (UM) un laboratorio para crear prótesis con impresoras 3D que mejorará, a través de sus artículos personalizados, el proceso de curación de los pacientes.

Así lo aseguró Joseph Sendra, vicepresidente de ingeniería de fabricación y tecnología de Johnson & Johnson, quien afirmó este lunes a Efe que la tecnología 3D ayuda a reducir la "cantidad de tiempo" y la dificultad de los tratamientos a los que los pacientes tienen que someterse para curarse.

El objetivo de este laboratorio, cuyo valor se acerca a los 4 millones de dólares, es "hacer lo posible donde antes no se podía", añadió Sendra.

Las máquinas, que utilizan acero y polvo de titanio, entre otros metales, podrán construir en horas todo tipo de elementos en tres dimensiones como brazos, rodillas, o mandíbulas, que posteriormente serán implementados en los pacientes, lo que supone un "continuo avance en la ciencia en el sector de la medicina", manifestó.

"La tecnología nos ofrece la oportunidad de analizar la data, que gracias al 3D y las computadoras de data, podemos conocer qué materiales son los más adecuados para la fabricación de las piezas médicas", concluyó Sendra.

El laboratorio cuenta con una serie de máquinas que facilitan el análisis del proceso de las piezas y dan información a los científicos sobre las propiedades físicas y químicas de los materiales empleados.

"Examinar el proceso de fabricación, las partículas y composición de los diseños y conocer cuál va a ser el resultado final es fundamental", aclaró Andrés Ruiz, estudiante de posgrado en la Escuela de Ingeniería de la UM.

Los estudiantes, supervisados por miembros de la facultad y de Johnson & Johnson, podrán llevar a cabo experimentos y elaborar prótesis de polímero y adhesivos que posteriormente serán construidos definitivamente en metal y a gran escala para su implementación en los pacientes.

Una de las piezas exhibidas en el evento de inauguración del laboratorio este lunes es un cubo de polímero que, según contó a los asistentes el estudiante de la Escuela de Ingeniería Marco Fernández, tardó en construirse cerca de una hora.

"Uno de las funciones del laboratorio es descubrir las posibilidades del futuro con las impresoras en 3D", dijo Germán Acosta Quiroz, estudiante de tercer año en la Escuela de Ingeniería, que agregó que los alumnos practicarán y aprenderán a construir procesos y diseños "óptimos" de plástico.

El laboratorio, uno de los pocos de EEUU destinados a la fabricación de piezas médicas en metal, supone una oportunidad para que los estudiantes y profesores de la UM desarrollen, en colaboración con científicos e ingenieros de Johnson & Johnson, la investigación y los avances en las soluciones en el sector salud.