@FloresJudith7

jflores@diariolasamericas.com

Isolina Maroño, comisionada de la ciudad de Sweetwater, se registró oficialmente para la reelección al cargo que ocupa desde hace seis años.

En mayo del 2017 se efectuarán elecciones municipales en Sweetwater y estarán en disputa cuatro escaños en la Comisión. Esos asientos en estos momentos están ocupados por José Díaz, quien fuera alcalde del municipio tras la salida de Manuel Maroño; José Bergougnain, que preside la Comisión; Eduardo Suarez, que sustituyó la vacante dejada por Orlando López cuando ganó la alcaldía y la comisionada Isolina Maroño.

De los cuatro cargos solo la comisionada Maroño ha oficializado su candidatura para aspirar a un nuevo término.

“Queremos unir a Sweetwater, regresar a como éramos antes, todos unidos, y traer de regreso todas las cosas que ha perdido la ciudad”, dijo la comisionada Maroño a DIARIO LAS AMÉRICAS.

También aseguró que la actual situación de Sweetwater fue una de las decisiones que la motivó a postularse a la reelección.

En los últimos tres años Sweetwater ha sido escenario de escándalos de corrupción tras la detención y posterior sentencia al exalcalde Manny Maroño, quien en enero del 2017, saldrá libre tras cumplir 40 meses en cárcel, a partir de la sentencia impuesta por un juez por cargos de corrupción.

Desde entonces, la Comisión permanece dividida en dos bandos, en medio de acusaciones mutuas que se lanzan los comisionados y el alcalde.

La disputa entre el edil y los comisionados escaló hasta las cortes. Tras un primer veredicto, la resolución fue favorable al alcalde López, sin embargo en estos momentos, el caso permanece a la espera del fallo de un tribunal de apelaciones.

Además de esta crisis interna de Gobierno, en Sweetwater, durante la administración de López, una veintena de trabajadores han sido despedidos como consecuencia de la crisis económica que enfrenta la ciudad. Basado en ese argumento, el edil solicitó al estado declarar una emergencia financiera, pero el Gobierno estatal no respondió al pedido.

La venta de los terrenos de la ciudad aprobada por los residentes en las urnas en agosto pasado, ha logrado dar un respiro a las finanzas de Sweetwater que logró pagar su principal deuda millonaria. Isolina Maroño se opuso a la venta de los terrenos alegando que no resolvía la situación económica y que no era desprenderse de bienes de los residentes.

La comisionada Maroño dijo que la ciudad está avanzando, pero a su juicio aún falta mucho por hacer.

En torno a la tensa relación existente entre el alcalde y la Comisión, Maroño dijo que continúan igual y asegura que los miembros del concejo no se ponen de acuerdo con el jefe del Ayuntamiento. “Yo sí me llevo bien con todos”, esclareció.

“Queremos que Sweetwater sea la ciudad que era, donde todo avanzaba. Queremos mejorar, todo está paralizado y queremos empujar hacia adelante el progreso del municipio,” aseguró.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas