MIAMI.-EFE

Un juez estadounidense podría decidir este jueves si concede la libertad bajo fianza al español Pablo Ibar, cuya pena de muerte fue anulada en febrero pasado por el Tribunal Supremo de Florida, por lo que la defensa reclama los beneficios de este fallo judicial.

Será la tercera conferencia de seguimiento (o reunión de las partes) que el juez encargado del caso, Raaj Singhal, convoca en un tribunal de Fort Laudedale, al norte de Miami, para debatir este jueves cuestiones relativas a la repetición del juicio contra Ibar por el triple asesinato en 1994 por el que fue condenado a la pena capital en el año 2000.

En la audiencia del pasado 1 de julio, la defensa de Ibar se mostró muy molesta con la actuación de la Fiscalía por el retraso en personarse en la sala y la presentación de una veintena de cajas archivadoras, con documentación sin clasificar y sus respuestas a las siete mociones presentadas por el equipo de abogados del español.

Benjamin Waxman, el principal abogado de Ibar, cuestionó las transcripciones de testimonios de testigos contenidas en las cajas y otros documentos, "nada nuevo", por lo que la defensa calificó de tácticas dilatorias la actuación de la Fiscalía.

La defensa insistió en reclamar al juez Singhal que las condiciones de la libertad condicional de su cliente son las que se deberían estar debatiendo, y no otras cuestiones.

En ese sentido, afirmó la defensa que el Estado de Florida había contado con tiempo más que suficiente para presentar sus respuestas a las mociones presentadas por Waxman.

La primera de las mociones presentadas solicita la libertad condicional bajo fianza de Ibar, tras la anulación de su condena a muerte como resultado de que el juicio contra el español, de 45 años, no fue justo por los defectos de la defensa y lo "escaso" y "débil" de las pruebas presentadas en su contra, según el Supremo de Florida.

La Fiscalía ya anunció, no obstante, que volverá a pedir la pena de muerte de Ibar, de origen vasco, que lleva encarcelado casi 22 años, 15 de ellos en el corredor de la muerte.

La defensa del español argumentó, en su petición de los beneficios de la libertad condicional para su cliente, que no existe riesgo de fuga ni Ibar supone ningún peligro para la comunidad.

El primer juicio contra Ibar, celebrado en enero de 1998, fue declarado nulo, al no haber unanimidad en el jurado. En el segundo juicio, en 1999, su abogado de oficio fue arrestado por pegar a una mujer embarazada, y fue suspendido.

Y en el tercer juicio, en el año 2000, en el que Ibar no contó con su testigo principal, su madre, María Casas, fue condenado a la pena capital por la recomendación del jurado de nueve votos a favor y tres en contra. 

LEA TAMBIÉN:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas