MIAMI.- Los alcaldes de la ciudad de Miami (Tomás Regalado) y de Miami Beach (Philip Levine) unieron fuerzas para declarar que en sus respectivos municipios se prohibiría, en zonas residenciales, el alquiler de viviendas para turistas a través de la plataforma Airbnb.

Una jueza del circuito judicial 11 de Florida emitió una orden de suspensión temporal de la norma que prohíbe, en la ciudad de Miami, el alquiler de apartamentos o casas en zonas residenciales.

La jueza Beatrice Butchko dictaminó que la ley de la Florida no le permite a los municipios prohibir la renta por corto tiempo para los turistas.

También la jueza Butchko urgió a la ciudad de Miami que se abstengan de pedir los nombres y direcciones de quienes en un futuro hablen en las audiencias en la comisión de la ciudad de Miami. La razón de esta decisión es porque el alcalde Regalado y el gerente de la ciudad, Daniel Alfonso, amenazaron con tomar los nombres y direcciones de quienes hablaron en la reunión del 23 de marzo en defensa de Airbnb.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario