Embed

MIAMI.- A pesar de las pistas aportadas, la Policía de Miami-Dade continúa sin descubrir el paradero de la colombiana Liliana Moreno y su hija Daniela, ambas residentes en el municipio floridano de Doral, y quienes se encuentran desaparecidas desde el pasado 30 de mayo de 2016.

En una rueda de prensa realizada este jueves en la sede del Departamento de Policía de Miami-Dade, familiares de Moreno y un grupo de detectives que realizan las pesquisas de rigor insistieron en solicitar una mayor colaboración de la ciudadanía para tratar de encontrar a la madre de 43 años y a su hija de 9.

Carolina Moreno, hermana de la mujer desaparecida, dijo que durante los últimos once meses no ha habido ningún contacto ni rastro alguno "efectivo" que haya permitido esclarecer este hecho que investigan las Policías del Condado Miami-Dade y Doral, y el FBI.

Yamilet Liliana Moreno Doral
Yamilet, hermana de Liliana, no pudo contener las lágrimas.
Yamilet, hermana de Liliana, no pudo contener las lágrimas.

A su turno, Álvaro Zabaleta, vocero de la Policía condal, sostuvo que los detectives asignados al caso han recibido algunas pistas, pero ninguna ha sido certera.

"Yo mismo he estado en el momento en que se han recibido algunas pistas, se movilizan hasta 20 investigadores; hemos ido a basureros y otros lugares, pero todavía no logramos encontrarlas", afirmó el portavoz policial.

La última vez que se supo de Liliana Moreno y de su hija Daniela fue el 30 de mayo, cuando el padre de la menor, Gustavo Castaño, las habría invitado a almorzar.

Según Yamileth Moreno, también hermana de Liliana, Castaño habría sostenido una acalorada discusión con la madre de la niña antes de dejarlas en un lugar situado entre la autopista Turnpike y la Okeechobee Road.

Al hablar con la prensa, Carolina Moreno dijo además que Castaño solo los primeros días "se mostró colaborador", pero después no habría contactado en ningún momento a la familia para coadyuvar en la búsqueda de su excompañera Liliana y su hija Daniela.

Liliana Moreno Doral
El dolor es latente en la familia Moreno.
El dolor es latente en la familia Moreno.

Durante varias semanas, Castaño fue el principal sospechoso por la desaparición de Liliana y Daniela. El hombre, también de origen colombiano, habría intentado quitarse la vida en el marco de un seguimiento que le hizo la Policía.

Castaño, propietario de una empresa de construcción, y acorde con familiares de Liliana, sostenía una relación con otra mujer al momento de concebir a Daniela.

La concejal de Doral Claudia Mariaca, quien se ha involucrado en las tareas para hallar a madre e hija, señaló que en la escuela donde estudiaba Daniela todavía se le recuerda como una niña muy inteligente y amorosa.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario