MIAMI.-Como “un fenómeno nunca antes visto” definió Alfredo Finale, meteorólogo de la emisora radial Actualidad 1040, el huracán Irma que desde hace una semana se convirtió en noticia cuando todos los modelos de pronóstico anticipaban su potencial poder de destrucción para las islas del Caribe y el Sur de la Florida.

“Aún el huracán Andrew [cuyo 25 aniversario recordaron en agosto pasado, que provocó grandes destrozos], se mantuvo en el límite inferior de la categoría 5, con 30 millas menos de velocidad que las alcanzadas por Irma”, amplió Finale.

El miércoles 13 de septiembre, durante casi 36 horas consecutivas el potente huracán se había mantenido con vientos sostenidos de 185 millas por hora. “Es que se ha estado desplazando sobre aguas muy calientes”, explicó el especialista.

“Por eso en su traslado entre Dominicana, Bahamas y Florida, el huracán Irma se mantuvo entre las categorías 4 y 5, hasta su llegada al Sur de la Florida a donde se calcula que llegue con vientos de entre 150 y 155 millas” [que la ubican en el rango bajo de un categoría cinco], añadió el meteorólogo Javier Serrano del canal de televisión América TeVe.

Javier Serrano meteorologo.jpg
El meteorólogo Javier Serrano.
El meteorólogo Javier Serrano.

Durante su traslado por las Antillas menores y mayores, aunque arrasó en las pequeñas islas, el huracán no impactó contra ningún macizo montañoso que lo pudiera debilitar.

“Desde la madrugada del sábado –advirtieron ambos especialistas- en Miami se sentirán vientos con fuerza de tormenta tropical.

“Gradualmente serán vientos huracanados desde la noche del sábado, el domingo será el día crítico, cuando pase el huracán sobre Miami o muy cerca al este de Miami, rumbo norte hacia zonas de Palm Beach y después al norte de la Florida”, precisó Serrano.

Los dos expertos coinciden en que por lo ancho de las bandas de este sistema, independientemente de las zonas marcadas como de mayor peligro, en cualquier lugar de la ciudad donde nos encontremos, se puede sentir el efecto del huracán porque los vientos con fuerza de tormenta tropical que superen las 40 millas por horas, abarcarán un área de unas 200 millas de radio a ambos lados del ciclón.

“Por lo tanto, todos los que estemos a 200 millas del centro del huracán, vamos a sentir vientos con fuerza de tormenta de más de 40 millas por hora, y cerca del centro del huracán (a 75 u 80 millas radiales) vientos huracanados que superan las 74 millas por hora”, precisó Serrano.

Hay otro peligro del que alertaron los especialistas y es la marea de tormentas. La elevación del mar que viene con el ciclón y arriba de esa elevación, la marejada. Por eso es que señalan la zona costera como la de mayor peligro, porque cuando llegue el ciclón, el mar debe llegar a esa parte e inundarla.

Los pronósticos vistos hasta el jueves, marcaban como mínimas la posibilidad de que el meteoro diera un giro sobre Bahamas y se aleje de Florida.

Lo más más probable, de aquí al domingo es que el huracán pase desde Bahamas, sobre la costa norte de Cuba y de los mares entre Bahamas y Cuba, hacia el sur de la Florida, muy cerca de Miami. Moviéndose hacia el norte. Según el cono de trayectoria”, vaticinó Serrano la noche del jueves.

“El sábado, a medida que vaya pasando el día, esos vientos de tormenta tropical de más de 40 millas por hora. Ya desde el sábado en la noche, y sobre todo el domingo tendremos, sino encima de nosotros al menos cerca el huracán, con vientos, fuertes lluvias y la elevación del mar. El núcleo del mal tiempo se sentirá desde la mañana del domingo y hasta la tarde”, amplió.

Acerca de la probabilidad de que el curso de la trayectoria varíe, Finale explicó que este tipo de fenómeno se mueve en la periferia de las altas presiones “porque no pueden luchar contra ellas”.

Alfredo Finale meteorologo.jpg
 El meteorólogo Alfredo Finale.
El meteorólogo Alfredo Finale.

“Si el anticiclón del Atlántico norte se contrae o se comprime, entonces existiría la posibilidad de que Irma se aleje un tanto, entonces sus fuertes vientos no estarían sobre la tierra. Sin embargo –apuntó Finale, “los pronósticos apuntan a que tendremos un huracán en esta zona de lo nunca antes habíamos tenido noción. Hay que estar preparados”.

“Lo que hay que hacer en estas últimas horas -alertó Serrano- es recoger todo lo que haya alrededor de las casas y los negocios que pueda convertirse en un proyectil. Ya no es momento de podar árboles, sino de asegurar todo y terminar de colocar las contraventanas. Aconsejamos que si su casa está en mal estado o tiene peligro de que vaya a suceder algo, opte por evacuarse. También sugerimos cumplir con la órdenes de evacuación obligatoria y seguir el curso del fenómeno, informados a través de los medios”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas