Jhernandez@diariolasamericas.com

MIAMI.- La explanada que distingue el edificio donde se encuentra el Consulado de España en Miami, en la céntrica avenida Le Jeune de la barriada de Coral Gables, quedó cubierta de un manto de banderas españolas, que eran enarboladas por personas convocadas a través de las redes sociales por iniciativa ciudadana. En total, más de 500 españoles y simpatizantes demandaron la unidad del país ibérico, ante la amenaza de que el Gobierno de Cataluña declare unilateralmente la separación.

Embed

La convocatoria tuvo lugar a las 12 del mediodía en solidaridad con las multitudinarias manifestaciones que acaecieron en la mayoría de las ciudades españolas, durante las jornadas del sábado y el domingo, en las que se reclamó que el conflicto se resolverá con “la gente, el diálogo y la convivencia”.

Bajo el lema central Miami, con la unidad de España y los cánticos “yo soy español, español, español” y “queremos la unidad” hombres, mujeres y niños mostraban los colores rojo, amarillo y rojo de la insignia española.

Embed

Aun cuando la convocatoria no fue realizada por partidos políticos ni adeptos al Gobierno español o la Casa Real, que simboliza la unión del Reino de España, se notó la presencia de representantes de organizaciones políticas, activistas comunitarios e incluso funcionarios púbicos electos del Gran Miami.

“Aunque estemos lejos de nuestro querido país, desde Miami hemos querido mostrar nuestro cariño y apoyo a los catalanes que también están orgullosos de ser españoles, apoyo a la Policía y Guardia Civil y los millones de españoles que defendemos la ley, la Constitución y la unidad de España”, señaló Juan José Núñez, delegado del Partido Popular de España en la Florida y secretario general en EEUU.

“Con la ley española en la mano, no vamos a permitir la separación de Cataluña”, subrayó.

No obstante, el pueblo que acudió a la concentración fue el gran protagonista.

“Sigo sin entender por qué han permitido que el Gobierno de Cataluña haya llegado tan lejos”, declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS José Labrada, originario de Zaragoza y afincado en Miami hace 5 años. “La Constitución española es muy precisa, no permite la secesión, y sólo el Congreso de diputados puede autorizar un referendo separatista”, argumentó.

Por otra parte, Carmen Santana acudió a la cita cívica acompañada de sus dos hijos pequeños, Carlos y Alberto, que mostraban los colores de la bandera española pintados en sus mejillas.

“No hay otra España que la de 17 regiones, y ninguna de ellas puede abandonar el país que tanto sacrificio y dolor ha costado a los españoles construir”, sentenció Santana.

Marcos Naranjo fue más conciliatorio cuando dijo: “Si Cataluña tiene problemas con el resto del país, que hable acorde a las reglas establecidas. La unión de una nación no se puede poner en juego porque a alguien se le ocurra romper con ella”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario