MIAMI.- El presidente de la Universidad de la Florida (UF) Kent Fuchs pidió a los estudiantes no asistir al evento programado para el próximo 19 de octubre en el que hablará el supremacista blanco Richard Spencer, quien alquiló un auditorio de esa institución académica para expresar sus ideas neonazis.

Por ley, las universidades públicas no pueden negarse a alquilar sus instalaciones a una persona o entidad por razones de conciencia o diferencias ideológicas.

“Les pido a todos que se mantengan alejados del señor Spencer y sus seguidores, y del Phillips Center [el auditorio alquilado por él para su exposición] donde hablará y estarán presentes los medios de comunicación”, exhortó Fuchs, quien argumentó que de esa manera se bloqueará el intento de esos grupos de ganar visibilidad.

La petición de Spencer, a nombre del National Policy Institute, está protegida por la Primera Enmienda, que garantiza la libertad de expresión, así sea un mensaje de odio racista.

Fuchs dejó en claro que ni la universidad, ni sus grupos estudiantiles, invitaron a ese activista político.

El pasado mes de septiembre UF negó en primera instancia la petición de Spencer de hablar en esa institución de educación superior ante los hechos de violencia que hubo en la Universidad de Virginia, en Charlottesville. Días después el peticionario amenazó con demandar a UF con el argumento de que estaba violando la Primera Enmienda.

En la noche del viernes 12 de agosto, grupos de supremacistas blancos caminaron por los predios de la universidad de Virgina con antorchas encendidas gritando consignas nazis y antisemitas.

Al otro día, llegaron milicias armadas de extrema derecha que se unieron a la manifestación de los supremacistas blancos. También aparecieron los miembros de la organización Antifa, quienes se enfrentaron a su contraparte.

Un supuesto supremacista blanco, en medio de la refriega, lanzó su carro contra la multitud y mató a una mujer de 32 años y dejó 19 heridos.

“Durante varios meses nuestras grandes universidades públicas de investigación se han convertido en objetivo de individuos y grupos que buscan publicidad, en el ámbito nacional, para sus mensajes racistas mediante protestas que terminan en violencia”, escribió el presidente de UF en un mensaje a la comunidad universitaria de Gainesville.

Al mismo tiempo pidió a sus estudiantes y al cuerpo docente no ser indiferentes ante un discurso de exclusión, “que hiere de manera desproporcionada a los miembros de nuestra comunidad, blanco del odio y de la violencia por el color de su piel, su religión, cultura, orientación sexual o creencias”.

En los próximos días, previos a la presencia de Spencer en Gainesville, la universidad celebrará varios eventos que buscan enfatizar en la diversidad de su estudiantado, en el significado y limitaciones de la Primera Enmienda.

Spencer deberá pagar $10.500 dólares por el alquiler del auditorio. El dispositivo de seguridad, para controlar incidentes violentos, será montado por agencias locales, federales y la policía de UF. El costo de esta operación será de más de 500.000 dólares, que tendrán que sufragar todas esas entidades gubernamentales, es decir fondos públicos de los contribuyentes.

Cualquier miembro de la comunidad estudiantil que busque obstruir la presencia del nacionalista blanco podrá ser sancionado o expulsado de la universidad. Y si participa en hechos violentos, podrá ser encarcelado y llevado a la justicia, según lo advirtieron las autoridades universitarias.

No se permitirán individuos con armas de fuego, cortopunzantes, bates o palos. Tampoco antorchas ni altoparlantes.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas