MIAMI.-Un estudio de la Universidad George Washington, en la capital estadounidense, reveló que en los dos primeros años de la vigencia del American Healthcare Act (el proyecto aprobado en la Cámara, que deroga y reemplaza el llamado Obamacare) habrá crecimiento en el empleo y en la producción en el estado de la Florida.

El sector de los trabajadores de la salud con esta nueva ley - que aún no ha pasado por el Senado y ahí tendría cambios importantes – no sentiría un impacto significativo de empleos en 2018. Apenas 100 personas perderían su puesto de trabajo en el Estado del Sol.

De acuerdo con el estudio, la economía del estado se reduciría. Esto significaría que en 2026 habría una pérdida de 83.200 empleos y el producto interno bruto del Estado (el tamaño de su economía) se achicaría en 8.700 millones de dólares.

Según los investigadores de la Universidad George Washington la mayoría de pérdida de puestos de trabajo, para ese año en la Florida, seguiría siendo en el área de salud con 54.100 empleados sin trabajo. El reporte también alerta que a la vuelta de ocho años, el proyecto aprobado por la Cámara incrementaría “de manera dramática” el número de personas sin seguro médico (23 millones a nivel nacional) y se reduciría el acceso a la salud sobre todo para personas de ingresos bajos y moderados.

La ley aprobada en la Cámara federal, el pasado 4 de mayo, reduciría los fondos federales para el medicaid, lo que generaría que los estados no pudieran expandirlo o tuvieran que reducir sus beneficios para las personas de bajos ingresos. Eliminaría las multas para quienes no se inscribieran a un plan de salud y para los empleadores que no ofrecieran cobertura médica a sus trabajadores. Reemplazaría los subsidios basados en los ingresos, por ayudas calculadas por la edad del beneficiario.

También al derogar los impuestos del Obamacare, se beneficiaría, “de manera predominante” como lo dice la investigación, a las personas de altos ingresos y “ciertos” negocios.

A nivel nacional, el informe prevé que, para 2026, 924.000 personas estarán desempleadas como efecto de la ley de salud aprobada por la Cámara. Además, el producto interno bruto de los estados (el tamaño de sus economías) se reduciría en 93.000 millones de dólares.

Se supone que antes del 4 de julio, cuando el congreso federal entre en el receso de verano, habría votación en el Senado sobre el proyecto de ley aprobado en la Cámara de Representantes para derogar y reemplazar la ley de salud asequible (ACA por sus siglas en inglés). Una comisión de 13 senadores (que ha sido criticada por estar compuesta sólo por hombres blancos)estaría desarrollando, “a puerta cerrada” como ha sido denunciado por los demócratas y algunos republicanos, un nuevo proyecto para ser sometido a votación.

 

Deja tu comentario