MIAMI.- Presto a cambiar la enseñanza universitaria por un escaño en la Comisión de Miami, Ralph Rosado quiere ser la voz de los vecinos del distrito 4, si es electo en los comicios municipales del 7 de noviembre, para “resolver los problemas que tenemos”.

Oriundo de Miami, de padres cubanos, y criado en La Pequeña Habana, como anuncia con orgullo, el joven activista comunitario apuesta por el futuro de la ciudad que lo vio nacer y crecer.

De educador universitario, específicamente instructor de maestría en administración pública en Florida International University, a activista comunitario, Rosado parece conocer los problemas principales que la población de Miami afronta cada día: inseguridad, alto costo de la vida y tráfico, entre otros asuntos.

Distrito

Rosado apuesta por representar a una amplia zona de Miami que se extiende, en forma de L, entre la calle 7 del NW y la US1, y de la avenida 17 del SW hasta la avenida 37 y Tamiami Canal Road, en la que predomina el contraste socioeconómico de la Pequeña Habana y los vecindarios de Shenandoah y Silver Bluff.

“La preocupación principal sigue siendo el robo en las casas y automóviles. Después de varios intentos y años, la Comisión de Miami logró establecer los fondos necesarios y aumentar el número de policías, pero aún necesitamos establecer más vigilancia en ciertos lugares”, argumentó.

Hace apenas un año, Rosado logró convencer a la Comisión de Miami para implementar el innovador proyecto ShotSpotters, que ayuda a detectar los peligrosos disparos al aire para luego redistribuir la atención de las fuerzas policiacas.

“Con sólo 100.000 dólares, la alcaldía de East Palo Alto, en el centro de Silicone Valley, en California, logró disminuir la incidencia de “tiros al aire” con estos dispositivos electrónicos ShotSpotters que instaló en los postes del alumbrado público para detectar dónde y cuándo ocurrían los disparos”, detalló Rosado.

El programa fue aplicado en Overtown y Liberty City, donde ya se notan los primeros frutos del programa.

Rosado reconoce que el distrito 4 no presenta grandes problemas de “tiros al aire” y que tal vez no necesita ShotSpotters, pero el éxito del programa en otras barriadas de Miami denota cuánto más se puede hacer “si trabajamos juntos”.

El candidato alegó que se puede trabajar juntos, “el comisionado, el jefe de la Policía y el administrador de la Ciudad”, para establecer las prioridades, los lugares más problemáticos.

También recordó que no se puede tener un policía en cada cuadra pero se pueden crear más grupos de vigilancia, como Crime Watch.

“Eso es algo que el comisionado puede hacer. Invitar a los vecinos a cuidarse unos a los otros. Que se llamen unos a los otros, o llamen a la Policía, cuando vean algún movimiento sospechoso. Me gustaría ver un Crime Watch en cada cuadra y el comisionado del distrito puede ayudar a los vecinos a organizarse”, sugirió.

Transporte, tráfico

El éxito del servicio gratuito de trolleys en Miami, que cuenta con 10 rutas, es una de las cosas bien hechas para Rosado: “Me gustaría extender el radio de acción, ampliar el servicio a otros lugares”.

De hecho, Rosado optó por realizar un estudio sobre el transporte público en Miami para llegar a sus propias conclusiones: “Dejé mi automóvil en casa por 30 días y me propuse trasladarme de un lugar a otro en autobús, bicicleta, trolley y metrorail para ver lo que funciona bien o mal. Hice varios informes para corregir los problemas, desde un letrero en una parada que no tiene el horario actualizado hasta las demoras” que tantos inconvenientes causan.

Las mejoras al transporte públicos están en manos de la dirección condal. Y aunque Rosado envió los informes a la dirección de tránsito, “hay cosas que toman tiempo [y esfuerzos] para arreglarlas”.

Otro factor importante que Rosado tiene en cuenta y debe ser atendido es la sincronización de los semáforos en determinadas arterias vehiculares, como Coral Way, US1, Flagler Street y Calle 8.

“La sincronización va por el Condado Miami-Dade pero la Comisión de Miami puede pedir un ajuste”, resaltó.

De acuerdo con Rosado, si se mejora la sincronización de los semáforos disminuiría el molesto flujo de tráfico adicional por los vecindarios residenciales.

Hay otras medidas adicionales, como los reductores o speed humps, que reducen la velocidad o el cierre del paso por ciertas calles que se planea en Silver Bluff, al sur de Coral Way.

“Es necesario colocar más controles de velocidad en los vecindarios, como reductores o speed humps”, para reducir la velocidad en los lugares residenciales del distrito.

Viviendas

Acerca de las miles de personas de bajos recursos que esperan por la entrega de una vivienda subvencionada por el Gobierno condal o la posibilidad de facilitar las vías para afrontar los altos precios de compra o alquiler, el candidato del distrito 4 propone “hacer algo para disponer de más viviendas asequibles”.

Rosado también recordó que “hay muchas personas, incluyendo la tercera edad, que pagan 1.000 dólares, sin prácticamente poder, por un apartamento viejo”.

Asimismo, el candidato a la Comisión de Miami abogó por crear algún tipo de alianza “entre la alcaldía [del municipio], el Condado y la empresa privada” que estaría encaminada a proveer espacios, recursos e incluso estímulos para construir viviendas. Por ejemplo, premiar al constructor, al urbanizador, con incentivos, sea una reducción de impuestos u otras facilidades, si provee un número de propiedades a personas de bajos ingresos, “sobre todo en lugares donde el flujo de transporte público sea mejor” y facilite la movilidad de las personas.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas