jhernandez@diariolasamericas.com
@hesushdez

MIAMI.- Si usted piensa que el aumento de tráfico en su barriada es sólo fruto del incremento poblacional, tal vez se equivoca. Los vecinos del sector Silver Bluff, ubicado entre Coral Way y la US 1, en Miami, aseguran que la era digital de las aplicaciones les juega una mala pasada, proponiendo a cientos de automóviles transitar por sus calles que otrora fueron calmadas.

“Hace tan sólo cinco años no contabas más de cinco automóviles por hora. Ahora, sobre todo a las horas pico, hay que tener cuidado para cruzar una calle”, señaló José Balmaseda, vecino de la calle 25 del SW, casi esquina a la avenida 22.

Balmaseda y muchos vecinos creen que el nuevo flujo de tráfico es debido al incremento del tránsito de automóviles en US1 y Coral Way y por ende el uso de aplicaciones de navegación asistida por GPS, como Waze, que indica a los conductores por dónde ir para evitar las luces rojas y la indeseada congestión de vehículos.

“Hay que tener cuidado”, repitió, “porque cruzan el barrio casi volando, a exceso de velocidad, cortando entre calles, tratando de ahorrar tiempo, para llegar al trabajo en la mañana o a casa en la tarde”.

El tono de la queja creció y llegó hasta el Ayuntamiento, donde los comisionados Frank Carollo y Francis Suárez propusieron hacer estudios y después proyectos de control, como rotondas, reductores de velocidad e incluso la elevación de algunas intersecciones con el objetivo de aminorar el efecto negativo del tráfico en la zona residencial.

No fue suficiente y la Comisión de la Ciudad de Miami aprobó un plan para obstruir el paso de tráfico en algunas calles entre un lado y el otro de la avenida 22 de SW e instalar primero, provisionalmente, los célebres tubos de plástico que señalizan los espacios, mientras se preparaban las obras para alargar los separadores de vía y cerrar el flujo permanentemente.

El costo de la obra, una vez que los separadores de hormigón sean reconstruidos y cierren el paso entre calles en la avenida 22 del SW, supera el millón de dólares, según el informe aprobado por los comisionados.

Resultados

El primer resultado fue sorpresivo: hubo vecinos que notaron una leve disminución de tráfico y aplaudieron la idea, mientras otros, principalmente aquellos que residen en las calles que no fueron obstruidas, reportaron un incremento de vehículos y eventualmente exigieron el cese del proyecto.

Una mañana, hace apenas un mes, alguien enfurecido arremetió contra una de las hileras de tubos de plástico. Horas después los señaladores fueron repuestos.

Suárez, que representa a la barriada Silver Bluff en el Ayuntamiento, como comisionado del distrito 4, propuso una moratoria para realizar un estudio adicional que verifique el aumento de tráfico en ciertas calles.

“El estudio comenzó recientemente y podría tomar un par de semanas”, declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS el comisionado Suárez. “Queremos estar seguro del número de vehículos que transitan ahora por la barriada, antes de continuar con el proyecto. Queremos evitar errores”, argumentó.

La idea del estudio es básicamente examinar causa y efecto. Cómo una sección de la barriada podría ser afectada por la restricción de tráfico en otra.

“Todo eso está muy bien. Que hagan los estudios que quieran. Pero no creo que resolverán el problema con eso ni cortando el flujo entre calles”, opinó el vecino Balmaseda. “La única solución que veo factible es cerrar las calles, obstruir el acceso en cada calle, con un muro o una barricada, como han hecho en otros lugares”.

Y añadió: “Las barricadas no sólo nos librará del tráfico, sino además nos hará más seguro, alejando a los delincuentes del barrio. Pero desafortunadamente la mayoría de los vecinos no piensa igual”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas