MIAMI.-Un estudio realizado por el Centro Metropolitano de la Universidad Internacional de la Florida y el auditor de la comisión del Condado Miami-Dade asegura de que persiste la desigualdad de género en los diferentes índices de igualdad económica.

Este primer reporte anual, que será presentado el martes 6 y fue realizado en razón de una propuesta de la comisionada Daniella Levine-Cava, aborda la situación laboral y de igualdad de género de las mujeres en Miami-Dade.

Según el informe, “el único indicador en el cual las mujeres están igual o superan a los hombres, es el del avance en educación. […] Ellas tienen tasas más altas de graduación tanto en la escuela secundaria como en la universidad”.

Un punto preocupante es que desde el año 2000 la tasa de pobreza en las mujeres se ha incrementado. De acuerdo con el reporte, el ingreso promedio de 151.135 mujeres cabeza de familia, es un 25% menor que el de los hombres cabeza de familia. Hay un 47% de disparidad en los ingresos entre hombres y mujeres con grados universitarios. Ellas ganan, en promedio, 49.000 dólares mientras que ellos generan 72.821 dólares

Entre el 2000 y el 2014, de acuerdo con el estudio, se ha reducido el empleo de las mujeres en áreas de computación, ciencias e ingeniería. En 14 años la participación pasó de 28.9% a 24.7%.

Además, en 2014 una mujer con un trabajo de tiempo completo producía 87 centavos por cada dólar que ganaba un hombre.

“A la tasa actual de crecimiento en el ingreso, (16% para hombres y 21% para mujeres, cada diez años) tomará más tres décadas que una mujer en el condado gane lo mismo que un hombre”, puntualizó el informe.

Pero el panorama no es del todo sombrío. Hubo avances, según los registra el informe. Desde 2005, la participación de la mujer en la fuerza laboral ha crecido en un 5% y se ha incrementado el porcentaje de mujeres que trabajan en sus propias empresas. Mientras que en 2000 era el 26.6%, en 2014 fue del 29.3%.

Antecedentes

En 2015, la comisión adoptó la convención de Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.

Mediante ordenanza, la comisión propuso el cambio del articulo XXXI de la constitución del Condado con el fin de que se adoptaran los principios que subyacen en la convención de Naciones Unidas y se le daba autoridad al auditor de la comisión para recolectar información sobre el desarrollo económico, la salud, la seguridad y la educación de las mujeres y niñas en el condado.

A través del informe, que se presentará este martes 6 de diciembre, se busca que haya una información objetiva, producida año tras año, con la que se pueda comparar el crecimiento, el avance y mejoramiento de la situación de la mujer.

Esos reportes servirán para que la comisión pueda medir, de manera efectiva, el impacto que tiene la actual normativa relacionada con la igualdad de género y si se requiere hacer más, en áreas específicas, para superar condiciones de injusticia y discriminación contra la mujer.

También este martes será la elección del nuevo presidente o presidenta de la comisión. Durante el último año la presidió el comisionado del distrito 2, Jean Monestime.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario