dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- Después de más de 20 años de operaciones, el Hialeah Technology Center (Hiatec) está llamado a desaparecer si los electores de la municipalidad de Hialeah, en el condado Miami-Dade, votan el próximo 7 de noviembre a favor de un referendo en el que se le consultará a la comunidad sobre la venta del edificio público en donde funciona esa institución, que ofrece programas de educación técnica.

La posición asumida por el alcalde de Hialeah, Carlos Hernández, “no tiene marcha atrás”. El inmueble que recibió la Ciudad como donación de una firma privada en el año 1993 tendrá que venderse porque, acorde con el testimonio del edil, “le trae pérdidas” a las arcas municipales.

El alcalde dijo a DIARIO LAS AMÉRICAS que “no es un capricho” sino “una realidad”, y acto seguido dejó en claro que la propiedad y la institución como tal se han convertido en una “muy mala inversión para la Ciudad”. Según palabras de Hernández, “ahí se están perdiendo miles de dólares en algo que ya es anticuado y muy obsoleto, y es mejor que eso se acabe”.

Sin embargo, Ángel Fajardo, exconcejal de Hialeah y quien junto al exalcade Julio Martínez se atribuye las gestiones que permitieron la donación del edificio por parte de la firma Coulter Electronics, cree que el paso que piensa dar el titular del Ayuntamiento no es el más apropiado y le hizo un llamado para que sea revertido.

Fajardo se unió a las voces de rechazo expresadas por los exalcaldes Julio Martínez y Raúl Martínez, quienes han señalado reparos a la eventual venta de la propiedad de unos 30.000 pies cuadrados, cuyo valor comercial, según estimaciones del primero, podría ascender a unos 4.000.000 de dólares, aunque admite no estar seguro de la cifra.

La iniciativa

Acogiéndose a lo que estipula la Carta Política de la Ciudad, el alcalde Hernández hizo incluir en la boleta electoral de los comicios de noviembre una pregunta dirigida a los residentes de Hialeah, que se disponen a escoger alcalde y dos concejales para un nuevo periodo de gobierno.

El interrogante dice textualmente: “¿Deberán los electores permitir que la Ciudad de Hialeah venda un bien inmueble que es un almacén, de aproximadamente 28.916 pies cuadrados de extensión, ubicado en 601 West 20th Street, identificado con el número de folio 04-3013-034-0110 el 9 de diciembre del 2019, o en una fecha posterior, teniendo en cuenta que la venta futura eximirá a la Ciudad de los costos de reparación y mantenimiento de la propiedad?”.

El edil sostiene que “todo se está haciendo conforme a la ley y aquí todo está claro”, pero el exconcejal Fajardo considera que “el alcalde quiere cambiar la Constitución de Hialeah de un solo plumazo, y lo hace en unas elecciones en las que la gente ni mira las enmiendas o se confunde con las preguntas”.

Carlos Hernandez
El alcalde de Hialeah Carlos Hernández.
El alcalde de Hialeah Carlos Hernández.

Hernández indicó que si los electores aprueban vender la edificación, los empleados de Hiatec “pasarán a trabajar en otras posiciones en la Ciudad”. Sin embargo, no dijo cuántos son los empleados ni a qué dependencias pasarían los mismos.

Agregó que “es posible que ese edificio sea vendido a alguien que está en ese lugar, si presenta una buena oferta”, pero tampoco reveló detalles del eventual comprador de la propiedad, que era una entre varias en las que la compañía Coulter Electronics fabricaba en Hialeah productos para la industria médica de Estados Unidos, antes de marcharse al sector de Kendall.

El exalcalde Raúl Martínez reiteró que “seguramente Carlos [Hernández] quiere venderle esa propiedad a sus amigos de una escuela charter”. El edil salió al paso del comentario reafirmando que “si los electores votan a favor, después la Ciudad tendrá que abrir una licitación y escoger al mejor postor. Yo no quiero responder a ‘un muerto vivo’”.

Para el exconcejal Fajardo, quien aspira otra vez al Concejo municipal de Hialeah, por el Grupo 5, en contra de Ernesto Ávila, Juan Carlos Santana y Carl Zogby, “todo indica que esta gente [del Ayuntamiento] quiere vender el edificio y algunos terrenos baldíos porque debe haber problemas presupuestales muy serios en la Ciudad”.

En palabras de Hernández, lo que enseña Hiatec en estos tiempos es obsoleto. “Esa institución ya cumplió su tiempo y es mejor vender el edificio. Además, no es productivo”. El centro de estudios técnicos ofrece cursos en materia de dispositivos médicos, tecnologías de información de la salud, fabricación en metal y madera, y asuntos regulatorios de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU), entre otros.

Hiatec

La institución que hoy es Hiatec, anteriormente se conocía como Fraunhofer IBMT Technology Center Hialeah, filial de la sociedad Fraunhofer–Germany. Sin embargo, cuando se produjo la donación del edificio, el 27 de septiembre de 1993, el nombre con el que se había presentado el establecimiento educativo a la comunidad era Instituto Coulter de Tecnología de Fabricación, en honor a quienes donaron el inmueble.

En un comunicado de prensa recibido por el Ayuntamiento de Hialeah, el 1 de octubre de 1993, Coulter Electronics anunciaba que “este edificio será usado como un centro de investigación, entrenamiento y tecnología que resultará en aproximadamente 3.000 nuevos empleos para Hialeah”.

En otro aparte del boletín informativo se puede leer: “El Alcalde [Julio] Martínez calcula que este centro proveerá 200 empleos permanentes”. Por su parte, en palabras de Joseph Coulter III, uno de los directivos de la firma que hizo la donación de la edificación, quedó consignado: “La Ciudad de Hialeah se ha portado muy bien con nosotros y ha sido la base para el crecimiento de nuestra compañía”.

Los programas de capacitación industrial de Hiatec han tenido como objetivo “mejorar las habilidades de los empleados para que las empresas se mantengan al día con las nuevas tecnologías, las regulaciones y los procesos eficientes, para un crecimiento saludable y mejores y nuevas oportunidades de negocios”, de acuerdo con información que aparece en el sitio web de la institución.

DIARIO LAS AMÉRICAS estuvo visitando las instalaciones de Hiatec, el pasado jueves 26 de octubre, y una persona que se identificó como “Marilyn” dijo que no estaba autorizada a entregar detalles sobre el funcionamiento de la institución.

Un empleado que salía del lugar comentó que había escuchado “algo” en relación con la venta del edificio, pero que no sabía nada específico de esa transacción.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas