MIAMI.- ILIANA LAVASTIDA / TANIA QUINTERO

El histórico diálogo que entre el miércoles y el jueves se estará desarrollando en La Habana entre funcionarios de alto rango de los Gobiernos de Cuba y Estados Unidos, tendrá como protagonistas principales a dos mujeres.

Roberta Jacobson de Estados Unidos y Josefina Vidal Ferreiro, de Cuba, designadas para esta responsabilidad, tienen en común una amplia experiencia en las políticas y relaciones de Estados Unidos respecto a los demás países de Latinoamérica.

Ambas se han desempeñado durante unas tres décadas en responsabilidades diplomáticas de sus respetivos países. Sin embargo, hay una diferencia sustancial entre Jacobson, la subsecretaria de Estado de Estados Unidos, y Vidal, la directora General del Departamento de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, y es el propósito para el que fueron entrenadas a partir de sus credenciales académicas.

Jacobson, graduada de The Fletcher School of Low and Diplomacy  en Tufts University de Massachusetts, se graduó en 1986 de una maestría en Diplomacia y Leyes.

A Vidal, asignada a misiones diplomáticas junto a su esposo José Anselmo López Pereira desde la década del 80, algunos exfuncionarios cubanos exiliados no dudan en identificarla como una  diplomática formada desde los servicios de inteligencia de su país.

Sobre este particular, el experto en investigaciones de los servicios de inteligencia cubanos Christ Simmons, en un artículo publicado en el sitio Cuba Confidential, precisa que Vidal y Gustavo Machín, quien también estará presente durante las negociaciones con EEUU, son dos experimentados agentes de la inteligencia cubana.

No obstante, al observar el curso de algunos acontecimientos previos al anuncio hecho por los gobernantes Barack Obama y Raúl Castro, respecto a una nueva etapa en las relaciones entre las dos naciones, podría asegurarse que  Vidal fungió como pieza clave en el diálogo secreto desarrollado por ambas naciones durante 18 meses.

En un foro efectuado en febrero de 2013 en  School of International  and Public Affairs de Columbia University (SIPA),  Vidal fue presentada como “una sofisticada estudiosa y negociadora confiable, con notables resultados en la apertura de posibles relaciones entre EEUU y Cuba”.

Durante su comparecencia, Vidal dejó claro ante la audiencia que “Cuba estaba en los inicios de profundas transformaciones económicas… y en pleno proceso de cambios de la vieja generación en el poder por una nueva, lo cual debe completarse en pocos años”.

Personas que estuvieron vinculadas a la alta nomenclatura del Gobierno cubano y fueron testigos de su carrera no descartan la teoría de que en un inicio Vidal se haya formado como un agente de la inteligencia.

Sin embargo, a estas alturas, tanto por los vínculos establecidos, como por la capacidad de negociaciones alcanzadas por la funcionaria con el país que podría significar una tabla de salvación para la deteriorada economía de la isla, la misión más inmediata que pudiera estar reservada para Vidal, es al frente de una embajada de Cuba en Washington y así se le presenta ahora en el contexto de un momento histórico que tiene tantos partidarios como detractores.

 

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas