MIAMI.- JOSÉ PERNALETE/ DLA
jpernalete@diariolasamericas.com
@jpernalete

La detención de la niñera del ministro venezolano Elías Jaua por parte de las autoridades brasileras en el aeropuerto internacional de Guarulhos, en Sao Paulo, sacó a la luz una serie de posibles delitos cometidos por el alto funcionario, su personal de confianza y miembros de su familia.

Conocida de manera coloquial como “la nana”, Jeanette Del Carmen Anza fue atrapada el pasado 24 de octubre por los agentes del orden en Brasil con un arma de fuego cargada, propiedad de Jaua, luego de descender de un avión de la compañía de petróleo de venezolana PDVSA.

Según la base de datos oficial del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales de Venezuela, Anza no ha cotizado nunca en ese sistema tan defendido por el Gobierno de Nicolás Maduro como un logro de la "revolución chavista" que, según el oficialismo, garantiza un derecho laboral contemplado en los artículos 17 y 207  de la Ley Orgánica del Trabajo.

Estos artículos establecen que desempeños como el de amas de casa, “choferes particulares, camareros, camareras, cocineros, cocineras, jardineros, jardineras, niñeros, niñeras, lavanderos, lavanderas, planchadoras, planchadores y otros oficios de esta misma índole, se regirán por lo contenido en esta Ley a todos sus efectos”.

Pareciera que el agradecimiento a la "nana" del ministro Jaua en una carta pública en la que explicó el incidente y en la que comenta que Anza es una "trabajadora de estricta confianza" se va por tierra al no ofrecerle a la empleada un beneficio básico defendido por las leyes.

Para el abogado venezolano José Amalio Graterol es fácil explicar el incumplimiento de la ley en el caso de Jaua ya que la niñera “ve compensado ese beneficio ausente con viajes por el mundo hechos con aviones de PDVSA”.

Desde la detención de la “nana armada” en Brasil han aparecido en las redes sociales y en medios de información digitales fotografías de la mujer de 39 años durante viajes por distintas partes del mundo como París y México y en visitas a montañas nevadas en los Andes venezolanos y algunas sedes de organismos internacionales.

Esas prebendas pueden ser muy difíciles de alcanzar para cualquier venezolano que dependa de un sueldo mínimo. Aunque en las declaraciones ante las autoridades, Anza afirmó que trabaja para Jaua desde hace más de 12 años, la empleada no ha cumplido con sus obligaciones tributarias ante el SENIAT, (El Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria). Documentos del organismo demuestran que la "nana" no está inscrita como contribuyente, en otras, la niñera bolivariana nunca ha pagado impuestos en Venezuela.

Debido a que la empleada de Jaua no tiene un número de Registro de Información Fiscal (RIF), para ella seríá imposible recibir los dólares otorgados por los entes que regulan y distribuyen las divisas extranjeras. El hecho abre una gran interrogantesobre sobre la procedencia de los fondos necesarios en moneda dura para sus viajes internacionales.

Cárcel que no prescribe

De acuerdo con el reporte policial brasilero, el arma de fuego fue detectada en el momento del arribo de la niñera a ese país. La mujer no logró explicar cómo pudo superar los puntos de “control” por parte de oficiales de inmigración venezolanos a su salida del país en el avión de PDVSA.

El uso de la aeronave por parte de Anza y la suegra de Jaua con fines personales sería ilegal. Además, según el Artículo 54 de la Ley Anticorrupción, todo funcionario que utilice o permita el uso por terceros de bienes del patrimonio público, o de empresas del Estado, podría ser encarcelado hasta por cuatro años. Esto se extiende hacia las personas que hagan uso de ese patrimonio con la “anuencia” del funcionario.

“Estos delitos, por exigencia del fallecido Hugo Chávez, no prescriben. Así que el día después del fin de la revolución de la miseria tanto Jaua como su suegra y la niñera serán juzgados y encarcelados”, explicó Graterol. 

Sobre la explicación de Jaua de que la "nana" había volado a Brasil para llevar documentos personales, el abogado desestimó la veracidad de ese argumento porque bien pudieron haber sido enviados por vía electrónica. “No tiene sentido que haya mandado a Brasil [a la niñera] con papeles, cuando pudo enviarlos escaneados por internet. ¿Qué problema tenía Jaua en Brasil que [la "nana"] viajó con un arma de fuego? Además, ni él, ni la nana y menos la suegra estaban en una misión oficial durante el viaje” agregó.   

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Cree que la eventual suspensión de Venezuela en la OEA contribuirá a que se recupere la democracia en el país?

Las Más Leídas