JORNADA DE PROTESTAS

Precaria movilización de los venezolanos en Miami

En los tres sitios programados para las manifestaciones de los venezolanos, que coincidieron con la marcha de la oposición en Venezuela, no hubo mayor participación

  • Imagen
Manifestantes se dieron cita en Doral, en el Arepazo 2, restaurante de comida típica venezolana, para expresar su apoyo a la oposición, a pocos días de las elecciones, y en rechazo a las últimas medidas del presidente Nicolás Maduro.(Giselle Santalucci)
Manifestantes se dieron cita en Doral, en el Arepazo 2, restaurante de comida típica venezolana, para expresar su apoyo a la oposición, a pocos días de las elecciones, y en rechazo a las últimas medidas del presidente Nicolás Maduro.(Giselle Santalucci)
Manifestantes se dieron cita en Doral, en el Arepazo 2, restaurante de comida típica venezolana, para expresar su apoyo a la oposición, a pocos días de las elecciones, y en rechazo a las últimas medidas del presidente Nicolás Maduro.(Giselle Santalucci)

sotalora@diariolasamericas.com

@sergiootalora

Doral siempre ha sido el lugar donde hay importante participación de venezolanos cuando se trata de protestar contra el régimen chavista, ahora en cabeza del presidente Nicolas Maduro. Pero ayer a las 11 de la mañana, cita para arrancar la manifestación que coincidía con la que organizó la oposición en cabeza de Henrique Capriles, no había más de diez personas con las banderas de Venezuela.

Norma Rino llegó de Tampa para la protesta, pero estaba un poco desconcertada porque una hora después "no hay nadie", afirmó. Poco a poco se formó un grupo de unas 60 personas que se congregaron en las afueras del Arepazo 2, el sitio de reunión.

Frente a la prensa, arrancaron las consignas: "venezolanos no están solos, Miami los está apoyando"; "que no, que no, que no me da la gana una dictadura como la cubana"; y como es ya tradición, canto del himno nacional.

"Hay apatía, escepticismo", dijo una de las asistentes, quien contó que de pronto la gente se cansó de salir a la calle, gritar, manifestar su descontento, "y que no pase nada". Otro de los manifestantes le hechó la culpa a la lluvia.

Lo concreto es que ni en Kendall ni en Weston -los otros puntos de reunión de los opositores venezolanos - hubo nutrida asistencia.

De acuerdo con el Pew Hispanic Center, en 2011 había en el sur de la Florida, en los Condados Miami-Dade y Broward, 70.194 venezolanos. Y en total, en Estados Unidos, 259.000. "En estos últimos dos años creo que ha habido un incremento de un 20% de venezolanos aquí", señaló José Hernández, exdiplomático, uno de los secretarios adjuntos, en Miami, de la Mesa de Unidad Democrática. "La mayoría que ha llegado es profesional, y han adquirito la visa de habilidades extraordinarias". "Hay mucho talento", aclaró Tiberio Faría, exfuncionario de PDVESA, quien vive en Miami desde hace 12 años.

Oficios varios

El teniente coronel en retiro Guillermo Beltrán, quien reside en Miami desde hace tres años, explicó mientras vendía banderitas, escudos y pulseras de caucho, todo con los colores de Venezuela, que la cúpula militar es madurista "así es cuando se compran las mentes", pero cree la que la Fuerza Armada debe tomar deciones "con base en la constitución y no en partidos políticos".

Ana Virginia lleva tres años aquí, tiene 30 de edad, y si por ella fuera estaría en Caracas dando la pelea. "A mi se me despertaron las ganas de luchar cuando vi, después de la muerte de Chávez, que la situación podía cambiar. Al otro día, ya estaba en tres voluntariados", contó.

Por su parte, Hernández, basado en las últimas encuestas de empresas como Datanálisis, estás seguro de que en las próximas elecciones del ocho de diciembre, la oposición obtendrá el 50% de las alcaldías y el 60% del voto popular.