MIAMI.-LUIS LEONEL LEÓN
@luisleonelleon

Antonio Rodiles y Ailer González son una pareja de disidentes cubanos. Por difundir sus ideas contrarias al régimen de La Habana y realizar actividades en pro de los derechos y las libertades ciudadanas, son constantemente reprimidos y amenazados por la policía política. Diario Las Américas reproduce aquí la segunda parte de la entrevista que sostuvo con ambos activistas sobre el presente y futuro de la isla.

La transferencia de poder está ocurriendo ya, ahora mismo . ¿Creen que tras las falsas reformas que quiere vender el régimen, lo más importante es una transferencia de poder?

AR: Sin dudas es así. Ese ha sido uno de nuestros focos principales de denuncia. Quien no mire la realidad cubana a través del prisma de la pretendida dinastía tropical, no podrá entender la dinámica del régimen. Una vez enfocados en esa lógica resultan evidentes los intentos del régimen.

¿Hay quienes manifiestan, incluso dentro de la oposición, que en 2018 habrá elecciones en Cuba. ¿En el caso de realizarse, confiarían en ellas?

AR: ¿Elecciones? Alguien se olvida del slogan “¿Elecciones para qué?”. Para el castrismo no existe el respeto por el otro, ni el aceptar las habilidades y potenciales del contrario. El castrismo sólo piensa en términos de poder absoluto. En Cuba no existe ningún proceso que se parezca en lo más mínimo a un proceso electoral. Hablar de elecciones es hacerle un triste juego a la dictadura. El régimen despliega hoy un gran acto de ilusionismo. Ha fijado un falso foco en el 2018 o en otro momento futuro, mientras trabaja intensamente en su escenario del presente real.

¿Qué se esconde detrás de ese acto de ilusionismo?

AR: La transferencia de poder a los presuntos herederos está ocurriendo ya, ahora mismo, mientras intentan desviar la atención al 2018. Quienes participan o generan expectativas de los actos ilusionistas del castrismo prolongan sus días y le facilitan ganar un tiempo precioso para sus planes. El régimen ha sido maestro sorteando escollos y manteniendo el poder. Nadie debe olvidar eso. Participar de ese juego es en extremo peligroso sobre todo cuando desde la comunidad internacional, por ingenuidad o por agenda, se disponen a apoyar tal acto de ilusionismo.

¿Cómo podemos ejemplificar mejor esta transferencia?

AR: La lógica bajo la cual ha negociado el régimen con EE.UU, y sobre todo los pasos dados en el último congreso del partido comunista, ejemplifican con claridad los movimientos de transferencia. La presencia de Alejandro Castro Espín en las negociaciones con EE.UU, la remoción de viejos mandos en el ejército, para eliminar cualquier sombra sobre los pretendidos herederos, y la colocación de nuevos rostros en puestos de liderazgo, en lo civil, marcan la etapa de construcción de un nuevo entramado de lealtades afines a la nueva elite que debe manejar el país.

¿Es posible dialogar con las dictaduras?

AR: Las dictaduras nunca han sido monolíticas, por eso siempre caen. Nuestro caso no es distinto. La decrepita elite tiene como única obsesión entregarles la mesa servida a sus herederos. Pero el escenario es cada día más incierto. La historia muestra que los dictadores se convierten en seres casi ciegos y sordos, pues la enfermedad del poder los va separando del mundo exterior. Quienes observan y escuchan pertenecen muchas veces a otros círculos y prestan mayor atención cuando el miedo y la alarma los embarga. Veremos que va ocurriendo en nuestro caso, pero la historia gusta de repetir patrones.

Estado de Sats intenta un espacio para el diálogo plural entre las distintas visiones de la disidencia interna. ¿Cuáles son los mayores obstáculos en este empeño?

AG: El no detenernos ante un escenario muy adverso y estar siempre reinventándonos, nos ha hecho transitar diferentes etapas y convertir posibles obstáculos en incentivos. Nosotros fuimos pioneros en apropiarnos de las nuevas tecnologías y de internet para mostrar un espacio de debate público dentro de la Cuba totalitaria, y que así muchos cubanos dentro y fuera conocieran y pudieran acercarse a diferentes actores y visiones de la oposición. Sin anteponer grandes expectativas, y a pesar de que algunos nos tildaron de ser una “disidencia light”, asumimos riesgos y costos, y logramos marcar nuevas pautas en el movimiento opositor.

Derechos y libertades

En apenas un mes Estado de Sats cumplirá 6 años de fundado. ¿Hacia dónde se encaminan sus esfuerzos en estos momentos?

AG: Debido a nuestra coherencia, hay quienes insisten en mostrarnos ahora como “recalcitrantes”, “airados”, y que buscamos confrontaciones. En las actuales circunstancias, sin perder nuestra impronta y estética, que contiene siempre una buena dosis de arte y de pensamiento, estamos enfocados en el plano de lo político como parte del Foro por los Derechos y Libertades y de su campaña #TodosMarchamos. Seis años es poco tiempo para todo lo que hemos hecho, pues nuestros resultados son visibles y palpables. La consistencia y la constancia de nuestro trabajo y la brutalidad que ha desatado el régimen, demuestran que estamos del lado del bien y de la verdad.

A raíz del restablecimiento de las relaciones entre EE.UU y Cuba el 17 diciembre de 2014, Estado de Sats tuvo una participación fundamental en la creación del Foro por los Derechos y Libertades. ¿Cuáles son sus principales focos?

AG: El Foro por los Derechos y Libertades agrupa a diversas organizaciones opositoras, a periodistas independientes, artistas y activistas de todo el país. Ahí están el Comité de Atención a Familiares de Presos Políticos, el Movimiento Nacional de Resistencia Cívica Pedro Luis Boitel, el Partido por los Derechos Humanos de Cuba, las Damas de Blanco, el Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo, y muchos otros grupos. Trabajamos básicamente en dos líneas: una Hoja de Ruta con 7 puntos o propuestas especificas para encaminarnos hacia un diseño democrático. Y a la par desarrollamos acciones cívicas que tienen como eje el uso y exigencia de nuestros derechos en el espacio público, donde resalta la campaña #TodosMarchamos, que se realiza no sólo en las calles cubanas sino también en otras partes del mundo.

¿Qué pretende esta Hoja de Ruta?

AG: Nuestra Hoja de Ruta se basa en 7 puntos clave. Entre ellos, está la excarcelación incondicional de todos los presos de consciencia, la derogación de leyes que atentan contra las libertades, la eliminación de la figura de “peligrosidad pre-delictiva” con que se encarcela a los disidentes. Pedimos una nueva ley que reconozca y proteja la libre asociación y el pluripartidismo, el respeto al derecho de la libre diseminación y flujo de información en los medios de comunicación masiva. Solicitamos una nueva ley electoral que garantice un estado de derecho, independencia de poderes (ejecutivo, legislativo y judicial), entre otros temas. Demandas todas encaminadas a cambiar el actual sistema, no a reformarlo.

 Vivir en libertad 

Rodiles, en la Universidad Autónoma de México le fue otorgada una candidatura a Doctor en Ciencias Físicas, y en la Universidad Estatal de la Florida una maestría en Matemáticas. ¿Qué le ha aportado haber estudiado y vivido fuera de Cuba para lo que hoy hace?

AR: Vivir en libertad es una gran experiencia. Conocer el mundo, me confirma que nuestra tierra merece algo mejor. Ver tantos cubanos en Miami que con su trabajo logran otra realidad, no me deja dudas de que Cuba no puede seguir condenada a la miseria y al desastre. La experiencia mexicana también me ha sido muy útil. Si bien hay elementos distintos entre México y Cuba, existen también puntos comunes. La existencia de un partido hegemónico, el monopolio sobre el poder económico y político, la corrupción, son elementos a tener muy en cuenta en nuestra realidad.

Ganar el espacio público

Las relaciones de pareja muchas veces, en condiciones normales, no resultan fáciles. ¿Cómo han logrado mantenerse juntos en condiciones de acoso y peligros?

AG: Parece que somos buenos terapeutas.

AR: Cuando uno es de los que no les gusta rendirse, entonces el peligro une y enseña.

¿A qué le temen cuando están en medio de un acto de represión?

AR: A perder la paciencia. Uno está lidiando directamente con la estupidez humana, con personas vacías de espíritu. Hay que saber cómo cuidar y mover nuestra fuerza. Es un proceso crudo que nos permite madurar como individuos.

¿Qué les da fuerzas para mantenerse así?

AG: Un espíritu desobediente, rebelde. Lo que nos da fuerza viene de algo básico, pero muy poderoso, que es el deseo de libertad.

¿Cuál es el mayor reto que hoy enfrenta la oposición cubana?

AG: Ganar el espacio público. Algo arduo mientras existan los actuales niveles represivos y la indolencia y el silencio cómplice ante estas violaciones.

AR: No sucumbir al miedo, no aceptar agendas foráneas que menoscaban el sueño de libertad. No permitir actos ilusionistas que consoliden la dinastía tropical en construcción.

LEA TAMBIÉN:

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Cuál cree que será el principal resultado de las protestas en las calles impulsadas por la oposición venezolana?

Aumento de la represión sin logros en lo político
Adelanto de elecciones generales
Renuncia de Nicolás Maduro
Convocatoria de elecciones de gobernadores
ver resultados

Las Más Leídas