DPA 

El grupo Marea Socialista, que ha expresado desacuerdo con el desempeño del gobierno del presidente Nicolás Maduro, oficializó hoy su separación del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), creado por el fallecido mandatario Hugo Chávez en 2008.

Marea Socialista dijo que quiere defender el legado de Chávez y enfrentar las "desviaciones" del gobierno, al que acusa de no darle interés a la lucha contra la corrupción.

Asimismo, señaló que planea presentar candidatos propios a las elecciones legislativas de este año, aunque está en proceso para ser admitido como partido político.

Los dirigentes de Marea Socialista dicen estar identificados con el "chavismo real", se quejan de la falta de crítica interna y rechazan el predominio del sectarismo en el PSUV, cuyo líder actual es el presidente Maduro.

Esta es la primera división del PSUV desde su creación en marzo de 2008.

LEA TAMBIÉN: Los lazos de Podemos y el chavismo

Esperan por el órgano electoral venezolano 

El grupo espera su aprobación como partido político por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE), la cual solicitó en noviembre del año pasado.

Sus principales dirigentes son los ex ministros de Chávez Jorge Giordani y Héctor Navarro, además del portavoz Nicmer Evans, quienes han expresado su descontento con el PSUV y con Maduro.

Evans dijo que en el CNE existen solicitudes de inscripción como partidos políticos por parte de otros cuatro grupos, los cuales no han sido legalizados por "presiones" del PSUV.

Evans describió la salida al ruedo político de Marea Socialista como "la revolución dentro de la revolución (bolivariana)".

En su cuenta de Twitter, Marea Socialista llamó a las bases del PSUV a luchar en defensa del legado de Chávez y reiteró sus acusaciones de que hay un "desfalco" en las arcas públicas.

LEA TAMBIÉN: Se desmorona el chavismo

 

 

 

Deja tu comentario