BERLÍN.- El alcalde de Hamburgo, Olaf Scholz, pidió disculpas a los vecinos de la ciudad portuaria por no haber podido garantizar la seguridad durante la celebración la semana pasada de la cumbre del G20 en la que manifestantes violentos libraron batallas campales contra la Policía, causando numerosos heridos y daños.

"No fue posible garantizar la seguridad en todos los lugares ni en todos los momentos, por eso les pido perdón a los ciudadanos de Hamburgo", señaló el político del Partido Socialdemócrata (SPD) en una declaración de Gobierno celebrada hoy en la Cámara de Representantes de la ciudad-Estado.

"Dejamos atrás días y noches terribles en Hamburgo. Como alcalde, me siento responsable de la seguridad de esta ciudad (...) Se ha demostrado que las medidas puestas en marcha no fueron suficientes", admitió.

"Debemos aclarar qué pasó y detener a los delincuentes", agregó a continuación. El regidor señaló asimismo que cabe preguntarse qué ocurre en la sociedad actual para que los jóvenes decidan, tras beber dos cervezas, participar en barricadas o tomarse un selfie tras lanzar piedras contra los agentes.

Scholz compareció en la Cámara de Representantes después de que desde las filas de la oposición pidiese su dimisión alegando que el regidor había minimizado los riesgos que traía aparejados albergar la cumbre del G20 en la ciudad.

Desde que el pasado sábado concluyó en Hamburgo la cumbre del G20, que dejó 476 policías heridos, 186 detenidos, 225 retenidos y 37 órdenes de arresto, además de un número aún no determinado de manifestantes heridos, el Gobierno de la canciller Angela Merkel intenta analizar las causas que llevaron a que, durante horas, en la ciudad del Elba no imperase la ley.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas