LONDRES.- El número de muertos en el incendio que el pasado miércoles devoró la Torre Grenfell, un edificio de viviendas sociales en Londres, aumentó a 79 y podría seguir incrementándose en los próximos días, informó hoy la Policía británica.

"Creo que la cifra seguirá cambiando", indicó Stuart Cundy, comandante de la Policía Metropolitana (Scotland Yard), con lágrimas en los ojos. Algunas familias que vivían en el edificio de 24 plantas en el oeste de la capital británica perdieron a varios miembros en el incendio.

En medio de la tragedia, Cundy informó que cinco personas que estaban reportadas como desaparecidas fueron ubicadas "sanas y sanas". Hasta el momento, solo cinco de los muertos han podido ser identificados, según las autoridades, que no descartan que no todos los cadáveres puedan ser identificados.

Las autoridades británicas publicaron imágenes del interior del edificio que muestran toda la magnitud de la catástrofe. "Es increíblemente difícil describir la destrucción en algunas partes del edificio", afirmó Cundy, al admitir que le resulta imposible imaginarse el grado de sufrimiento de las familias.

La jefa del cuerpo de bomberos de Londres, Dany Cotton, dijo a la BBC Radio que comprende la frustración y el sufrimiento de aquellas personas cuyos familiares aún no han sido identificados.

El fuego complica el trabajo, explicó Cotton. "Por eso es aún más importante asegurar que llevemos a cabo esta tarea de forma cuidadosa, prudente y bien organizada", subrayó. Los bomberos aún pueden tardar varios días en llegar a todas las viviendas, admitió.

A las 11:00 hora local (10:00 GMT), Reino Unido guardó hoy un minuto de silencio por las víctimas del fuego, que según los bomberos fue el más grave que han visto jamás y uno de los peores de este tipo registrados en el mundo.

Cientos de residentes, bomberos y personal de emergencias se reunieron en silencio cerca del rascacielos, en una ceremonia que también se cumplió en todas las oficinas gubernamentales, tal como había anunciado la primera ministra Theresa May.

"Los residentes de la Torre Grenfell, familias que han perdido a sus seres queridos, y los servicios de emergencia que han trabajado tan duro para ayudarlos han pasado por algunas de las experiencias más desgarradoras y traumáticas imaginables", indicó May en una declaración antes de la ceremonia.

Respecto de las causas del incendio y su veloz propagación, el ministro de Finanzas británico, Philip Hammond, había dicho el domingo de el material inflamable utilizado en el revestimiento de la Torre Grenfell está prohibido en Reino Unido. Según medios británicos, el revestimiento, aplicado recientemente, contribuyó a generar el desastre. Además, el edificio carecía de rutas de evacuación adecuadas.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario