BMW tendrá que pagar multa de 135 millones en Suiza por infringir competencia
La Comisión de Competencia de Suiza impuso la multa en 2012 después de que BMW acordara con sus concesionarios del Espacio Económico Europeo no exportar los coches fuera de sus mercados y tampoco a Suiza

GINEBRA.- El fabricante automovilístico alemán BMW tendrá que pagar en Suiza una multa de 157 millones de francos (135.5 millones de euros) por haber infringido las normas de competencia mediante pactos con concesionarios, según decidió el Tribunal federal, que rechazó un recurso de la empresa de Múnich.

La Comisión de Competencia de Suiza impuso la multa en 2012 después de que BMW acordara con sus concesionarios del Espacio Económico Europeo no exportar los coches fuera de sus mercados y tampoco a Suiza, recordó la agencia suiza ATS.

Ello suponía en la práctica que los suizos no podían comprar un coche de la marca BMW o de Mini en el extranjero.

Según ATS, la cláusula que impide la exportación de los automóviles de la casa alemana fuera del Espacio Económico Europeo se encuentra en los contratos de los concesionarios desde 2003.

La Comisión de Competencia de Suiza abrió una investigación en 2010 contra BMW en respuesta a quejas numerosas de clientes suizos que intentaban en vano comprar un coche nuevo de la marca o de Mini en el extranjero.

Entre el otoño de 2010 y 2011 los coches de BMW costaban en la eurozona de media entre un 20 y 25% menos que en Suiza.

Debido al fuerte franco suizo, los clientes helvéticos podrían haberse ahorrado según el modelo del automóvil entre 7.000 y 42.000 francos (6.040 y 36.240 euros) si lo compraban fuera del país.

Por la cláusula de prohibición de la exportación, los suizos no pudieron sin embargo aprovecharse de la tasa de cambio favorable, por lo que la Comisión de Competencia multó a BMW en mayo de 2012.

Se trata de una de las multas más elevadas que ha impartido este departamento.