BARCELONA.- Cientos de miles de personas se manifestaron este domingo en el centro de Barcelona para mostrar su rechazo a una posible declaración de independencia en Cataluña.

La multitudinaria manifestación, convocada por la asociación Sociedad Civil Catalana (SCC), estuvo encabezada por representantes políticos de diferentes formaciones y por el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, una semana después del polémico referéndum soberanista celebrado en la región.

"Se necesita mucho más que una conjura golpista (...) para destruir lo que han construido 500 años de historia. No lo vamos a permitir", dijo al cierre de la marcha el escritor peruano, que tiene desde los años 90 la nacionalidad española.

"La pasión puede ser destructiva y feroz cuando la mueven el fanatismo y el racismo. La peor de todas, la que ha causado más estragos en la historia es la pasión nacionalista", añadió.

cataluña.jpg
La multitudinaria manifestación, convocada por la asociación Sociedad Civil Catalana (SCC), estuvo encabezada por representantes políticos de diferentes formaciones y por el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.
La multitudinaria manifestación, convocada por la asociación Sociedad Civil Catalana (SCC), estuvo encabezada por representantes políticos de diferentes formaciones y por el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

A su lado, el exministro socialista Josep Borrell arremetió contra los dirigentes catalanes. "Todos tenemos un poco de culpa de haber callado demasiado y ahora ha llegado el momento de que (...) lancemos un llamamiento a la sensatez, a la convivencia, a la solidaridad y al pluralismo político", dijo.

A primera hora de la mañana, un millar de personas se congregó ante un céntrico cuartel de la Guardia Civil de Barcelona para apoyar a los agentes, criticados por su violenta actuación el pasado domingo para tratar de impedir la consulta sobre la independencia, que había sido prohibida de antemano por el Tribunal Constitucional.

Poco a poco, el ambiente se fue caldeando en el centro de Barcelona y las calles se tiñeron de rojo y amarillo, los colores de la bandera de España y también de la oficial catalana, la "señera". Tras días de manifestaciones independentistas, este domingo alzó la voz la que ha sido llamada "mayoría silenciosa" de Cataluña, que no apoya los planes secesionistas del Gobierno de Carles Puigdemont.

"Pedimos al Gobierno de Cataluña y fundamentalmente a su presidente que reflexione y que eche marcha atrás", dijo al inicio de la marcha a los medios José Domingo, vicepresidente de la Sociedad Civil Catalana.

En la plaza de Urquinaona, donde arrancó la protesta, se escucharon lemas como "Yo soy español", "¡Puigdemont a prisión!" y "España, unida, jamás será vencida". Según los organizadores, hubo más de un millón de manifestantes, mientras que el Ayuntamiento de Barcelona calculó unos 350.000.

"Esta es la primera vez que participo en una manifestación, y lo hago porque nos sentimos españoles y catalanes", dijo a la agencia dpa Julia, de 58 años, mientras sujetaba una gran bandera de España.

"A mí no me gusta llevar banderas, pero hoy es importante que haya tantas porque tienen que escuchar nuestra voz", señaló Isabel, otra manifestante de 41 años.

La marcha contra la independencia tiene lugar en un momento de alta tensión en Cataluña, ante la incertidumbre de que el Parlamento regional pueda declarar unilateralmente la independencia de la región tras el polémico referéndum celebrado hace una semana.

Durante varios días, los secesionistas catalanes salieron a las calles para reivindicar una consulta legal y protestar por la actuación de la Policía española durante la votación del 1 de octubre, que dejó cientos de heridos, según el Gobierno catalán.

Este domingo, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, dio su apoyo a la manifestación por la unidad de España en Barcelona.

"Recuperemos la sensatez en defensa de la democracia, la Constitución y la libertad. Preservaremos la unidad de España. No estáis solos", escribió en un mensaje en Twitter.

También el exmandatario José María Aznar, crítico estos días con la actitud de Rajoy ante la crisis catalana, expresó en las redes sociales su "gratitud" y "ánimo" a los manifestantes.

En la marcha "españolista" participaron políticos como la jefa del Gobierno regional de Madrid, Cristina Cifuentes; la ministra de Sanidad española, Dolors Montserrat; el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y la máxima responsable de este partido en Cataluña y jefa de la oposición, Inés Arrimadas.

"España no va a quedarse parada frente unos golpistas que quieren quitarnos nuestros derechos, nuestra nacionalidad y nuestro pasaporte", dijo Rivera ante la prensa solicitando la convocatoria de elecciones en la región. "Si votamos en Cataluña, ganaremos".

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas