LA HABANA.- El régimen cubano reconoció como un "paso positivo" la aprobación por la Eurocámara del acuerdo de la isla con la Unión Europea (UE) que marca una nueva etapa en las relaciones bilaterales, pero considera "innecesaria e injerencista" la resolución adjunta que incluye una cláusula sobre derechos humanos.

El director para Europa y Canadá del Ministerio de Exteriores de Cuba, Elio Rodríguez Perdomo, calificó como un "paso positivo" la ratificación el pasado 5 de julio en Estrasburgo del pacto político y económico, que deroga la llamada "posición común" que regía las relaciones entre ambas partes desde 1996.

El acuerdo, firmado en Bruselas en diciembre de 2016 por la alta representante para la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, y el canciller cubano, Bruno Rodríguez, acaba con la excepcionalidad de que Cuba fuera hasta ahora el único país de Latinoamérica con el que la comunidad europea no tenía convenios.

En declaraciones a Cubaminrex, la web oficial de la Cancillería cubana, Rodríguez Perdomo "confirmó la voluntad del Gobierno cubano de continuar ampliando las relaciones con la Unión Europea y sus Estados miembros en sectores de interés común".

Esta relación se mantendrá "sobre bases de respeto, reciprocidad y beneficio mutuo", agregó el diplomático.

Explicó que el Consejo de la UE "notificó oficialmente a Cuba, el 22 de junio, haber culminado su proceso interno para la implementación provisional del acuerdo".

Rodríguez Perdomo destacó además el papel de Mogherini como "promotora del avance en los vínculos entre la UE y Cuba".

El funcionario cubano saludó las declaraciones de la jefa de la diplomacia europea, quien al referirse al giro en el "deshielo" bilateral promovido por el presidente estadounidense Donald Trump, "confirmó que la UE no va a modificar sus políticas y va a seguir avanzando para cooperar con Cuba".

Según Cubaminrex, Rodríguez calificó de "innecesaria e injerencista" la resolución adjunta promovida por "fuerzas contrarias al avance de las relaciones Cuba-UE", la cual incluye una cláusula de derechos humanos que busca asegurar que la nueva relación bilateral mejore la vida de los cubanos.

La cláusula advierte de que el acuerdo de cooperación se suspenderá en caso de vulnerarse las disposiciones sobre derechos humanos.

Los eurodiputados señalaron al Gobierno cubano que debe alinear su política de derechos humanos con los acuerdos internacionales de los que es signatario.

De igual forma, recalcaron que la persecución y reclusión de cualquiera por sus ideas o su actividad política pacífica supone una infracción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y pidieron la liberación de toda persona encarcelada por esos motivos.

Según el Director para Europa y Canadá del Ministerio de Exteriores de la isla, la resolución daña "los principios de respeto, igualdad y reciprocidad" contenidos en el acuerdo de cooperación.

La cláusula también fue considerada "inaceptable" por la Asamblea Nacional de Cuba (Parlamento unicameral), que emitió hoy un comunicado en el que considera que la resolución adjunta "tergiversa" la realidad, "sugiere recetas que Cuba no necesita" y "esgrime elementos altamente lesivos a la soberanía" de los cubanos.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario