ESTAMBUL-. El alcalde de Ankara, Melih Gökçek, del gobernante partido islamista AKP, señaló este lunes que el terremoto de 6,3 grados de magnitud, registrado esta tarde en la costa de Mar Egeo de Anatolia, podría ser "artificial".

"En el mar ante Esmirna hubo un terremoto de 6,3 (punto). Los científicos dicen que podría seguir otro más fuerte. Ahora, yo pienso que podría ser un terremoto artificial. No digo que tenga que ser así, pero es muy probable", señaló el edil en una serie de mensajes enviados por la red social Twitter.

"Digo que debe investigarse. ¿Hubo algún buque de investigación sísmica cerca del epicentro? Y si lo hubo ¿de qué país era?", se preguntó Gökçek.

El alcalde, quien ya había evocado en febrero pasado, tras un terremoto cerca de los Dardanelos, la posibilidad de que un buque extranjero provocaba los sismos, expresó su temor a que se tratase de un intento de dañar a Turquía y que los temblores "se acercarían paso a paso a Estambul".

"En ningún caso se debe permitir a un buque de investigación sísmica entrar al Mar de Mármara", tuiteó hoy, convencido de su "misión histórica de dar advertencias".

Gökçek, una figura controvertida en Turquía, es alcalde de Ankara desde 1994, y miembro del partido gubernamental Justicia y Desarrollo (AKP) desde su fundación en 2001.

El sismo de este lunes, aunque se sintió en gran parte de Anatolia occidental, no parece haber causado en Turquía daños personales ni materiales.

Sismo en el mar Egeo

Un fuerte terremoto, de magnitud entre 6,2 y 6,4, sacudió este lunes la costa turca del mar Egeo y la isla griega de Lesbos.

Según el centro de prevención de catástrofes turco, el sismo tuvo una magnitud de 6,2, mientras que el Monitor de Terremotos del Centro Helmholtz (Postdam, Alemania) situó la magnitud en 6,4. El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) habló de una magnitud de 6,3.

El hipocentro se situó a entre cinco y diez kilómetros de profundidad en el mar Egeo, al noroeste de la ciudad turca de Esmirna. El sismo se sintió también en Estambul, a 330 kilómetros de distancia, y en Grecia.

El temblor se sintió sobre todo ante la costa del distrito de Karaburun, en la provincia de Esmirna. Se sintió durante unos 15 o 20 segundos, explicó a CNN Türk el alcalde del distrito, Muhammet Özyüksel. "Nunca había vivido algo así, pensaba que el edificio se iba a derrumbar", afirmó.

Por el momento no se tiene noticia de que se hayan producido víctimas o daños, explicó el alcalde. Según CNN Türk, en Karaburun se sintió también una réplica de magnitud 4,9.

El temblor se sintió también en casi todas las islas griegas del Egeo, sobre todo en Lesbos y Quíos, y también en la capital de Grecia, Atenas.

En Lesbos se registraron algunos daños. En la zona de Plomari, en el sur de la isla, resultó dañado el campanario de una iglesia, informó el vicealcalde Manolis Armenakas. Varias viviendas presentan grietas y se produjeron algunos derrumbes que cortaron algunas carretaras, añadió. Por el momento no hay información de posibles heridos.

En la zona europea, la mayor parte de los terremotos tienen lugar en Grecia, la parte sur y oeste de los Balcanes, el oeste de Turquía e Italia. La mayoría de ellos se produce cerca de los límites de las placas tectónicas Africana y Europea.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario