Descubren los restos de una nueva especie de jirafa gigante
La masa corporal del "D. rex" sería algo menor a una tonelada, por lo que su tamaño estaría entre las actuales jirafas y el okapi

MADRID.- Hace nueve millones de años vivió en Madrid una especie hasta ahora desconocida de jiráfido que, según afirman sus descubridores en la revista "Plos One", ayuda a entender la evolución de las jirafas gigantes de cuatro cuernos.

El estudio, llevado a cabo por el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y Instituto Catalán de Paleontología Miguel Crusafont, señala que el "Decnnatherium rex" es el jiráfico más primitivo del extenso linaje de jiráfidos gigantes con cuatro osisconos (apéndices en la cabeza).

Los restos fósiles de esta nueva especie fueron hallados en el yacimiento del Cerro de los Batallones, al sur de Madrid. Los fósiles recuperados, que incluyen el esqueleto completo y articulado de un ejemplar, componen una de las mejores colecciones mundiales recuperadas de esta familia", explica en un comunicado María Ríos, investigadora del MNCN.

Originaria del final del Mioceno inferior, hace unos 19 millones de años, la familia de los jiráfidos consta actualmente de las cuatro especies de jirafas que habitan las sabanas subsaharianas y el okapi, que vive en los bosques del Congo y tiene el cuello y las patas más cortas que éstas.

Según el estudio, publicado el miércoles, la masa corporal del "D. rex" sería algo menor a una tonelada, por lo que su tamaño estaría entre las actuales jirafas y el okapi. "Hemos comprobado que se produjo un aumento de talla a lo largo del tiempo en este linaje de jirafas y que 'D. rex' era pequeña comparada con las especies más recientes", describe Ríos.

El análisis filogenético sitúa al 'D. rex' como la forma más primitiva del extenso linaje de jiráfidos gigantes de cuatro osiconos, señala el Museo Nacional de Ciencias Naturales. Éstos llegaron a alcanzar tamaños enormes y muy probable que alguna de ellas conviviera con los primeros humanos, añaden.

Los diez yacimientos paleontológicos del Cerro de los Batallones figuran entre los más interesantes del registro fósil del Mioceno superior continental mundial. Entre otros, se han hallado fósiles de mamíferos como tigres dientes de sable o pumas, además de anfibios, reptiles y aves.