TEHERÁN.- El estadounidense condenado a diez años de prisión por espionaje en la República Islámica de Irán es de origen chino, identificado como Xiyue Wang, y buscaba infiltrarse en instituciones de investigación para obtener información clasificada de Irán.

Según un informe publicado en la web oficial del Poder Judcial iraní, Wang que desde que llegó al país estuvo vigilado, archivó digitalmente 4.500 páginas de documentos, informó la televisión estatal Press TV.

Wang estaba asociado con el centro iraní Sharmin y Bijan Mossavar-Rahmani que es un centro de estudios sobre Irán y el Golfo Persico de la universidad Princeton de EEUU.

Fue arrestado el 8 de agosto de 2016 cuando intentaba abandonar Irán y ayer el portavoz del poder judicial de Irán, Gholamhosein Mohsení Ejeí, reveló que había sido "detenido gracias a los esfuerzos del Ministerio de Inteligencia" y condenado a 10 años de prisión por espionaje.

En los últimos años Irán ha arrestado a varios extranjeros a los que acusa de espionaje.

Ayer el Gobierno de EEUU aseguró que el régimen iraní "continúa deteniendo a ciudadanos estadounidenses y otros extranjeros con cargos fabricados relacionados con la seguridad nacional".

Un portavoz estadounidense urgió a la "liberación inmediata de todos los ciudadanos estadounidenses injustamente detenidos en Irán".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas