España enfrenta el desafío de Cataluña
El secretario ejecutivo del partido de gobierno español en el Exterior asegura que el referendo catalán está destinado a encubrir "problemas" con el manto del nacionalismo

jhernandez@diariolasamericas.com
@hesushdez

MIAMI.- Armado de sus verdades y convencido de que el partido que representa tiene la mejor apuesta para su país, Ramón Moreno, secretario ejecutivo del Partido Popular de España en el Exterior, habla en Miami sobre el llamado en Cataluña a un referendo por la independencia este domingo, el presente y el futuro del país ibérico y la postura española ante los regímenes en Cuba y Venezuela, entre otros temas de interés.

Sabemos que presidir un país es cuando menos complicado, sobre todo si se trata de una democracia parlamentaria y se gobierna con mayoría simple en el Congreso. De esta manera, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, lleva las riendas de un país europeo que vive estos días la peor crisis institucional que recuerde los últimos años de democracia: el emplazamiento a una consulta independentista en Cataluña que, según sus críticos, fue establecida por el Gobierno regional sin acudir al Parlamento nacional ni tener “la mayoría absoluta necesaria” en su cuerpo legislativo, ni cumplir los requisitos de la Constitución española, que fue aprobada por el pueblo catalán en 1978.

“Es un tema de Estado que hay que resolver entre todos”, señaló el secretario ejecutivo Moreno. “La posición del Gobierno catalán no favorece llegar a una solución. El Gobierno español no puede permitir un referendo ilegal porque no puede permitir ninguna ilegalidad. Hemos afrontado esta situación con moderación, con ponderación, sin levantar la voz pero poniendo las cosas en su sitio a través de la ley. Y así vamos a seguir”, acentuó.

Moreno recordó cómo el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, fue convocado al congreso español, “como dicta la ley”, para exponer su planteamiento. Tal vez como hizo Escocia hace un par de años, cuando ganó la apuesta por el referendo en el Parlamento de los lores, aunque después la perdió en las urnas. “Pero el señor Puigdemont no ha querido ir al Parlamento”, resaltó.

Manipulación

Moreno aludió a ciertos “intereses” de Puigdemont y el Gobierno catalán por supuestamente encubrir “errores y problemas” con el manto del nacionalismo.

“Por muchos años, el tema de la independencia no se mencionó. Pero últimamente la independencia ha sido utilizada para tapar ciertos problemas” de gobernabilidad, como pueden ser fallos en programas sociales, el desempleo y la corrupción.

“Mientras hablen de la independencia nadie habla de los problemas diarios en Cataluña”, argumentó Moreno.

Quienes apuestan por la separación de Cataluña aluden a varias razones: unos plantean sentirse diferentes al resto de los españoles, otros que son discriminados y muchos opinan que los catalanes pagan más impuestos que el resto y reciben menos.

“Pero si el Gobierno español está pagando las deudas de Cataluña”, replicó el secretario ejecutivo del Partido Popular de España en el Exterior.

No obstante, Rajoy prefiere esperar y no plantea ‘entrar con sus tanques’ en Barcelona, como sugeriría una película hecha en Hollywood, pero sí dictar el control de la Policía regional, las cuentas bancarias que podrían financiar el proceso electoral e incluso detener a personajes claves de esta epopeya nacional.

“Quienes procuran el referendo cuentan que Cataluña será un edén, que vivirán fenomenal, y posiblemente están engañando al pueblo para el propio interés de algunos”, subrayó.

De hecho, la hora cero, el esperado domingo 1 de octubre, ya está aquí y nadie sabe aún qué sucederá, si quienes asistan al plebiscito a escondidas voten sí y esto provoque la anticipada declaración de ruptura, o soberanía, que complicaría las cosas mucho más.

El país, la nación

Hace apenas unos meses España sufría una aguda crisis económica que puso al país al borde del rescate. Muy pocos creían en la recuperación y miles de españoles emigraban en busca de trabajo.

“Aún falta mucho por hacer pero podemos decir que España está mucho mejor que hace cinco años, cuando Rajoy asumió la presidencia del Gobierno”, aseveró Moreno.

“Ahí están los números”, resaltó. “Entonces el desempleo marcaba 26,9% y ahora tenemos 17%. Al paso que vamos, estamos cumpliendo, haciendo bien las cosas. Hay más inversiones. No hay mejor política social que la creación de empleos porque ellos mueven toda la economía”, apuntaló.

Según El periódico de Aragón, Moreno es una persona muy cercana a Rajoy, y aunque admite que no puede ser “objetivo” cuando habla de su jefe, el presidente del Gobierno español, considera que “lo mejor que lo describe son sus hechos”, haber logrado “poner todos los números de la economía en positivo”, destacó.

Dicen, quienes conocen a Rajoy de cerca, que es buen amigo. Que es capaz de sobrellevar a quien incluso es acusado de algún acto de corrupción.

“Eso no es verdad. Es amigo de sus amigos pero él tomó distancia, se sintió arrepentido de haber tenidos esas amistadas e incluso pidió disculpas por tener esos amigos, pero sabemos que nadie está libre de que eso le ocurra. Él es un ser humano y eso le puede ocurrir a cualquiera”, reflexionó.

Cuba, Venezuela

Sobre el abandono de la posición común de la Unión Europea respecto a Cuba, que condicionaba la cooperación con la isla al cumplimiento de los derechos humanos, y la creciente falta de libertades en Venezuela, que amenaza con convertir al país sudamericano en un estado totalitario, Moreno aseguró que ambos países preocupan grandemente a España.

“Seguiremos trabajando por el bien del pueblo cubano, en la medida de lo posible. Hablar sobre derechos humanos en Cuba es fundamental para España. Hay que seguir insistiendo en las libertades y otros asuntos. Que sepan que España no va a abandonar a Cuba en esos asuntos básicos”, anticipó.

Sobre Venezuela, Moreno abordó la necesidad de restaurar el estado de derecho para estabilizar la situación en el país. “No se puede consentir la falta de libertades y la represión”, subrayó.

Españoles, todos

Para los españoles en el exterior, nacidos en y fuera de España, que conforman una importante fuerza cultural y económica en muchos países, incluyendo EEUU, Moreno anticipó la discusión de una ley electoral que podría agilizar el sistema de votación y mejorar los números de participación.

“Actualmente cada municipio pregunta si desea votar pero sabemos que hay problemas con el correo internacional, que demora y no hay tiempo para contestar”, ilustró.

El empleo de internet ha ayudado a minimizar la demora pero tal vez exista una manera para prescindir de la pregunta. “En el Congreso tenemos una subcomisión que está analizando cómo mejorar el sistema de votación en el exterior. Entendemos que tan español es el que reside en un pueblo de la provincia de Cuenca como el que vive en Miami”, acentuó.

Sobre las ayudas y las pensiones reconoció que “hay necesidades” y que confía “que en los próximos años el tema de las pensiones mejore y, como todo, irá en función de la situación económica del país”.