Embed

FUZHOU.- Basi, el panda gigante en cautividad más longevo del mundo, murió el miércoles a los 37 años en una reserva de la ciudad portuaria china de Fuzhou, según informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

Al parecer, la osa panda falleció debido un fallo renal y hepático como consecuencia de una enfermedad. Teniendo en cuenta que los pandas gigantes en cautividad suelen vivir más años que los ejemplares en libertad, es muy probable que Basi fuera el más longevo del mundo.

La osa nació en 1980 en el suroeste de China, pero a los cuatro años cayó a un río helado y los vecinos que la rescataron la bautizaron con el nombre del barranco local, Basi. Desde entonces, vive en Fuzhou.

La osa era además conocida por sus habilidades: según Xinhua, podía levantar peso, montar en bicicleta y jugar al balocesto. En 1987 vivió durante tres meses en el zoo de San Diego, en California, donde se convirtió en un imán turístico balanceándose sobre sus garras y comiendo con cuchillo y tenedor.

Los restos de la osa serán trasladados a un museo en su nombre que será expresamente creado a tal efecto, dijo el director de la reserva de pandas, Chen Yucun. La institución recordará a Basi y "el espíritu de armonía entre el hombre y la naturaleza".

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas