BAD NAUHEIM.- En un futuro cercano, soplar en un tubito no solo servirá para detectar el nivel de alcohol en sangre en controles de carretera, sino también para diagnosticar cáncer de pulmón en una fase temprana.

Científicos alemanes del prestigioso Instituto Max Planck han desarrollado una prueba que permite detectar cáncer de pulmón mediante el análisis del aliento.

Este revolucionario sistema de diagnosis todavía no está listo para el mercado pero los primeros tests que se han llevado a cabo han dado muy buenos resultados, al tiempo que se intenta desarrollar de forma paralela un sistema de detección temprano del cáncer de pulmón a través de una simple extracción de sangre.

"El análisis del aire que una persona respira podría hacer más sencillo y más seguro el diagnóstico de cáncer de pulmón en una fase temprana", declara Guillermo Barreto, director del equipo que ha llevado a cabo la investigación en el Instituto Max Planck de Bad Nauheim, en el oeste del país.

"Este método, sin embargo, no será capaz de reemplazar totalmente a otros sistemas convencionales", añade. Este nuevo test se basa en el hecho de que determinadas moléculas de ácido ribonucleico (ARN) sufren alteraciones en el tejido pulmonar debido al crecimiento del cáncer.

Durante la espiración, las trazas de este ARN se depositan en el aliento. Los científicos alemanes han desarrollado un sistema mediante el cual logran aislar las moléculas de ácido ribonucleico del aire.

Por el momento, el test ha sido probado en 138 pacientes (que ya habían sido examinados para saber si padecían o no cáncer de pulmón) y el resultado fue realmente exitoso: lograron un diagnóstico certero en un 98 por ciento de los casos.

La intención de los investigadores es probar el sistema de detección precoz de tumores en 2.000 pacientes. Además, tienen previsto ampliar el número de muestras para poder diferenciar entre diferentes tipos de cáncer de pulmón.

En países como Alemania, según datos de la Oficina Federal de Estadística (Destatis), el cáncer de pulmón y de bronquios es la cuarta causa de muerte más habitual. De hecho, de esta dolencia fallecieron más de 45.000 personas en el país en 2015.

"El riesgo de morir de esta enfermedad se incrementó en mujeres en los últimos años de forma considerable", señala Torsten Schelhasse, de Destatis.

La detección de cáncer de pulmón en una fase temprana no es habitual. Normalmente, los síntomas aparecen cuando ya es demasiado tarde para vencer al cáncer. En este sentido, los casos en los que el tumor se descubre en una fase inicial son fruto con frecuencia de la casualidad.

Un test preventivo para grupos de riesgo, como grandes fumadores o sus familiares, fumadores pasivos, sería enormemente beneficioso. "Si esto se produjese en una etapa temprana, hasta un 70 por ciento de los pacientes podrían vivir cinco o más años", destaca la Sociedad Alemana de Lucha contra el Cáncer.

El catedrático de la Clínica Universitaria de Colonia Jürgen Wolf, experto en el diagnóstico de cáncer de pulmón, califica los resultados de los investigadores del Max Planck como "muy interesantes".

No obstante, recalca que todavía queda un largo camino para que este método se pueda poner en marcha. "Lo decisivo será si el test de aliento solo se puede aplicar en cánceres de pulmón avanzados o en personas que tienen un pequeño tumor. En el primer caso no sería muy valioso. En el segundo caso sería maravilloso", manifestó. "De todas formas, es un planteamiento a seguir", recalcó Wolf.

En el mundo científico también genera un gran interés el posible diagnóstico de cáncer en una etapa temprana a través de un análisis de sangre. "Este campo, en este momento, se está moviendo mucho", concluye el experto del hospital universitario de Colonia.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario