MOSCÚ.- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo surcoreano, Moon Jae-in, acordaron este miércoles estrechar sus contactos para el arreglo de los problemas en la península coreana, en medio de la escalada de las tensiones provocadas por los ensayos nucleares de Corea del Norte y sus lanzamientos del misiles.

"Los jefes de los dos Estados (Rusia y Corea del Sur) fortalecerán sus contactos estratégicos también para el arreglo del problema norcoreano", declaró Moon al término de una reunión con Putin durante el III Foro Económico de Oriente, que se celebra el Vladivostok, en el extremo oriente de Rusia.

La situación en la península coreana centrará también las conversaciones que mantendrá mañana el jefe del Kremlin con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en ese puerto ruso, situado a poco más de 100 kilómetros de la frontera con Corea del Norte.

"Si Corea del Norte no cesa sus provocaciones podemos chocar con una situación impredecible", manifestó el mandatario surcoreano, que se mostró satisfecho por la "comprensión y apoyo" manifestados por el presidente ruso a los esfuerzos del Gobierno de Seúl para "garantizar una paz sólida en la península coreana".

Putin, por su parte, hizo un llamamiento a la contención e insistió en que las sanciones contra el régimen de Kim Jong-un no ayudarán a resolver los problemas en la península coreana.

"No hay que dejarse llevar por las emociones y arrinconar a Corea del Norte", dijo el mandatario ruso, citado por medios locales, y recalcó que es "imposible" resolver los problemas de la península coreana solo con presión y sanciones a Pyongyang.

"Ahora, como nunca, es necesario mantener la sangre fría y evitar pasos que conduzcan a escalada de la tensión", recalcó.

Putin manifestó a su homólogo surcoreano que "Rusia no reconoce el estatus nuclear de Corea del Norte" y que el programa nuclear y desarrollo de misiles socava el régimen de no proliferación de armas nucleares y amenaza la seguridad en el noreste de Asia.

Mientras, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, se abstuvo de adelantar la postura de Moscú ante un eventual proyecto de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Corea del Norte.

"Tengo entendido que los estadounidenses ya han preparado una resolución, pero sin ver el texto no es muy correcto hablar de si la vamos a vetar o apoyar", dijo a la prensa Lavrov en Vladivostok.

Según el canciller ruso, durante muchos años se ha intentado resolver el problema nuclear de la península con medidas de presión y hablando de la necesidad de dialogar, "pero no se ha hecho nada para entablar ese diálogo".

Sin embargo, el primer ministro japonés intentará en su reunión de mañana con Putin -la segunda en menos de cuatro meses- recabar el apoyo de Putin para aumentar la presión sobre el régimen de Pyongyang, según ha reconocido el Gobierno japonés.

"Japón coordinará con Rusia y con la comunidad internacional la manera de hacerle entender a Corea del Norte que, si sigue con sus actuales políticas, no le espera un buen futuro", manifestó Abe a la prensa antes de viajar a Vladivostok.

Ayer, en la ciudad china de Xiamen, Putin advirtió de que amenazar a Corea del Norte con una intervención militar podría desencadenar "una catástrofe mundial", ya que el régimen de Kim Jong-un no va dejar sus pruebas nucleares si no se siente seguro.

"En Corea del Norte prefieren comer pasto antes que renunciar a su programa (nuclear) si no se sienten seguros", dijo el jefe del Kremlin en rueda de prensa al final de la cumbre de los países emergentes BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica).

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas