Kim Yong-nam, presidente de la Asamblea Popular Suprema de Corea del Norte, sostuvo una conversación con Ulises Rosales del Toro, vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, en el marco de la toma de posesión del presidente iraní.

Un reporte de Diario de Cuba que refiere al medio oficial norcoreano Rodong Shinmun, señala que Rosales del Toro expresó el "pleno apoyo" del Gobierno cubano a "los pasos justos de la República Democrática de Corea para reforzar sus capacidades de defensa incluyendo pruebas con misiles balísticos intercontinentales (ICBM)".

Asimismo, agregó que La Habana "se opone firmemente a las sanciones y la presión de Estados Unidos contra" Pyongyang.

Afirmó, prosigue Rodong Shinmun, "la creencia de que el pueblo coreano podría avanzar con éxito en la causa revolucionaria iniciada y desarrollada por el presidente Kim Il-sung y el líder Kim Jong-il bajo la guía probada del respetado líder supremo Kim Jong-un".

Rosales del Toro dijo que su Gobierno quiere continuar "impulsando las relaciones de amistad y cooperación entre los dos países en el futuro".

Concluyó agradeciendo "al pueblo coreano que ha apoyado incondicionalmente a la justa lucha del pueblo cubano".

La Habana respalda las pruebas balísticas, a pesar de que Pekín y Moscú han apoyado las sanciones de la ONU al régimen norcoreano por estos ensayos. El pasado lunes por este motivo Corea del Norte señalaba que tanto China como Rusia, dos de sus socios cercanos, deberían "sentir vergüenza" y "pagar caro" por ello.

El Gobierno designó a Ulises Rosales del Toro como líder de la delegación cubana que asistió el pasado 5 de agosto a la toma de posesión en Teherán de Hasan Rohani, con quien se reunió al día siguiente.

En mayo los medios estatales de Corea del Norte citados por EFE aseguraron que el general Raúl Castro había expresado su solidaridad y apoyo al régimen de Kim Jong-un ante la actual crisis que vive con el Gobierno estadounidense de Donald Trump.

Según una nota de la agencia oficial de noticias KCNA, Castro comunicó esto al líder sindical norcoreano Ju Yong-gil, con el que mantuvo un encuentro en La Habana en el marco de la reunión de la Federación Sindical Mundial.

Pyongyang ha buscado reforzar aún más sus lazos con La Habana últimamente de cara a romper su aislamiento diplomático ante el endurecimiento de las sanciones impuesto por sus continuas pruebas de armas de destrucción masiva, precisa EFE.

Ambos gobiernos han mantenido buenas y cercanas relaciones desde que entablaron lazos diplomáticos por primera vez en 1960.

El año pasado, con motivo de los actos funerarios tras la muerte de Fidel Castro, Pyongyang envió a La Habana a Choe Ryong-hae, considerado el número tres del régimen juché.

Fidel Castro visitó una vez Corea del Norte en 1986, en lo que supuso la primera y única ocasión en que se reunió con Kim Il-sung, y su hijo y sucesor, Kim Jong-il.

El régimen norcoreano y Washington están viviendo en medio de una tensión de fuego cruzado por los recientes ensayos de misiles balísticos intercontinentales realizados por Pyongyang que han conllevado más sanci

FUENTE: Publicado originalmente en Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas