GRANADA.- Juana Rivas, la española que huyó con sus dos hijos de tres y 11 años para evitar dejarlos en manos de un hombre condenado por maltrato, reapareció este lunes tras un mes desaparecida y fue detenida al llegar a comparecer a los juzgados y después de que un juez ordenara su arresto.

Según informaron fuentes judiciales a dpa, la Policía detuvo a la mujer en base a una orden de detención dictada a principios de mes por el juzgado que investiga la posible sustracción de los menores, reclamados por su padre.

Tras la declaración de Rivas hoy, el juez tomará previsiblemente una decisión al respecto.

La mujer fue recibida a las puertas del juzgado de la ciudad de Granada, en el sur de España, al grito de "Todas somos Juana". Decenas de personas apoyaron allí a la española.

"Juana no es una prófuga, no está dispuesta a tener una vida prófuga (...) y por eso está hoy aquí. Nosotros seguimos confiando en el estado de Derecho y seguimos confiando en el sistema jurídico español", dijo Francisca Granados, su asesora legal.

Según medios españoles, Rivas pidió ayuda por carta al jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y a autoridades judiciales para que "intercedan" en el caso por el bienestar de sus hijos.

En la misiva, recogida por la agencia Europa Press, aseguró que su ex pareja, de quien huyó en 2016 , es un "maltratador reincidente" y que tanto ella como sus dos hijos vivieron "un maltrato severo".

Su caso despertó en las últimas semanas un gran interés dentro y fuera de España y abrió un amplio debate. Rivas denunció haber sido golpeada por su ex pareja, Francesco Arcuri, cuando ambos vivían juntos en la isla italiana de Cerdeña.

La Justicia española lo condenó en 2009 por "lesiones en el ámbito familiar" a tres meses de prisión (que no tuvo que cumplir) y un año y tres meses sin poder acercarse a menos de 200 metros de la mujer.

En mayo de 2016, Rivas se llevó a los dos niños desde Italia, donde vivían con su padre, a la localidad española de Maracena, en Granada. Dijo a su ex marido que era por unas vacaciones y obtuvo su permiso para sacar a los menores del país. Al llegar a España presentó una denuncia contra él y nunca más regresó a Italia.

Arcuri denunció a Rivas por sustracción de menores y la Justicia de Granada ordenó en abril que la mujer le devolviera los niños. Ésta tenía como plazo máximo para entregar a los menores el 26 de julio, día en que se perdió su rastro.

El 8 de agosto, un juez dictó su detención. Los abogados de su ex pareja denunciaron "un presunto delito de sustracción de menores".

La decisión del juez suscitó una gran campaña a favor de Rivas, aunque también opiniones en su contra. En las redes sociales se creó la etiqueta "Juana está en mi casa" en apoyo a la mujer, frente a la de "Stop Feminazis", utilizada por sus detractores.

Pese al gran respaldo social recabado, incluso por parte de algunos políticos, en los últimos días aumentaron las voces que pidieron a la mujer que se entregara a la Justicia después de que el Tribunal Constitucional rechazara por segunda vez su recurso de amparo.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas