MOSCÚ.- El Ministerio de Defensa de Rusia anunció este martes que las Fuerzas Estratégicas del país planean efectuar más de diez lanzamientos de prueba de misiles intercontinentales en el curso de este año.

"En 2017 se planea realizar más de diez lanzamientos de misiles intercontinentales, que incluyen pruebas de prototipos de nuevos tipos de armas", señaló la oficina de prensa de esa cartera.

Según Defensa, estos lanzamientos permitirán asimismo evaluar la prolongación de los plazos de servicio de los actuales sistemas de cohetes.

En diciembre pasado, en una reunión con altos mandos de las Fuerzas Armadas de Rusia, el presidente ruso, Vladímir Putin, llamó a reforzar el potencial nuclear del país.

El jefe del Estado recalcó que el fortalecimiento del potencial de las fuerzas estratégicas debe llevarse a cabo, ante todo, "mediante la incorporación de sistemas de cohetes capaces de superar de manera garantizada los actuales sistemas de defensa antimisiles y aquellos que se encuentran en desarrollo".

Putin señaló que también las fuerzas estratégicas convencionales deben ser elevadas a un "nuevo nivel cualitativo, que permita neutralizar cualquier amenaza militar contra Rusia".

Para 2021, agregó el presidente ruso, habrá que conseguir que el porcentaje de armamento moderno con que están pertrechadas las Fuerzas Armadas del país sea de al menos el 70 %.

"Hay que vigilar atentamente todo cambio en el equilibrio de fuerzas y la situación político-militar en el mundo, en particular el perímetro de las fronteras rusas", subrayó.

Enfrentamiento con EEUU

Mientras Rusia anuncia demostración de poderío militar, este martes acusó a Estados Unidos de matar en un bombardeo a más de una veintena de civiles en una localidad de la provincia siria de Idleb, pese al alto el fuego en vigor desde el pasado 30 de diciembre.

"El último ejemplo es el ataque perpetrado el 3 de enero por un bombardeo B-52, sin conocimiento de la parte rusa, contra la localidad de Sarmada, en la provincia de Idleb", dijo Valeri Guerásimov, jefe del Estado Mayor del Ejército ruso, en una reunión del Ministerio de Defensa.

El general ruso, que precisó que esa localidad se había sumado a la tregua, aseguró que "como resultado del ataque murieron más de 20 civiles", según medios locales.

Aseguró que la coalición occidental encabezada por EEUU apenas ha contribuido a la lucha contra el terrorismo en el país árabe, pero ha causado "un significativo número de víctimas entre la población civil y las fuerzas gubernamentales".

Al respecto, recordó que en septiembre pasado la aviación norteamericana también atacó una columna del Ejército sirio en Deir al Zur, matando a 90 soldados, lo que permitió al Estado Islámico lanzar una contraofensiva.

Guerásimov estimó en casi 1.100 las localidades sirias que ya han secundado el alto el fuego y en más de 9.000 los combatientes que han depuesto las armas.

Rusia ha destacado que las violaciones del alto el fuego se han reducido gradualmente desde el 30 de diciembre, pero el Centro de Reconciliación Ruso en Siria sigue registrando entre diez y veinte casos diariamente.

Con todo, el Kremlin informó de que siguen las consultas para la celebración de una nueva ronda de negociaciones de paz entre el régimen de Bachar al Asad y la oposición armada en Astaná para el arreglo pacífico del conflicto.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario