Rusia considera un "error garrafal" la retirada de EEUU del Acuerdo de París
El representante ruso agregó que Washington ya había hecho lo mismo con el Protocolo de Kioto, por lo que esta nueva decisión no es algo inesperado

MOSCÚ.- Rusia consideró este sábado un "error garrafal" la decisión de Estados Unidos de retirarse del Acuerdo de París contra el cambio climático, renuncia que no entrará en vigor hasta finales de 2020.

"¡Error garrafal! Trump ha abortado prácticamente el Acuerdo de París al excluir a EEUU, el firmante más importante", declaró Serguéi Donskói, el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, en su cuenta de Facebook.

Donskói agregó que Washington ya había hecho lo mismo con el Protocolo de Kioto, por lo que esta nueva decisión no es algo inesperado.

"Desde el punto de vista histórico, no es algo inesperado, ya que emula las acciones de EEUU en relación con el primer acta internacional de lucha contra el cambio climático en el planeta: el Protocolo de Kioto", recordó.

Recientemente, el presidente ruso, Vladímir Putin, se abstuvo de criticar a su colega de EEUU, Donald Trump, por abandonar el tratado, aunque recordó que dicho documento no deja de ser un "acuerdo marco".

"Yo no juzgaría a Trump, porque fue el presidente (Barack) Obama quien tomó esas decisiones. Quizás el actual presidente considera que éstas no están debidamente pensadas. Tal vez, piensa que no existen los recursos necesarios", dijo.

Además, recordó que el Acuerdo de París aún no ha entrado en vigor y que no lo hará hasta 2021.

El Gobierno estadounidense notificó ayer formalmente a la ONU su intención de retirarse del Acuerdo de París, un proceso que no podrá completarse hasta el 4 de noviembre de 2020, un día después de las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Trump anunció el pasado 1 de junio su decisión de abandonar el Acuerdo de París, que a finales de 2015 firmaron casi 200 países, al argumentar que ese pacto pone en "permanente desventaja" a la economía y los trabajadores estadounidenses.

Alemania, Francia e Italia ya cerraron en junio la puerta a una eventual renegociación del acuerdo, y todo apunta a que el pacto firmado en París seguirá adelante sin la participación de Estados Unidos.