PARÍS.- La detención provisional del hombre que el pasado sábado trató de irrumpir en la Torre Eiffel al grito de "Allahu akbar" ("Alá es el más grande") armado con un cuchillo ha sido prolongada 24 horas, informan medios franceses.

Su arresto fue prolongado anoche y, antes de su presentación ante el juez de cara a su eventual imputación, puede ampliarse hasta las 96 horas habituales en casos de terrorismo.

La Fiscalía Antiterrorista investiga al joven, de 19 años, por "asociación terrorista con el fin de atentar contra personas" y "tentativa de asesinato hacia personas depositarias de la autoridad pública".

La sociedad que gestiona la Torre Eiffel explicó este domingo en un comunicado que el hombre, que actuó solo, fue "rápidamente controlado y detenido" en torno a las 23.30 hora local (21.30 GMT) del sábado al tratar de perpetrar su acción, en la que no se registraron heridos.

El sospechoso, un francés nacido en Mauritania en 1998, reconoció a la policía en el interrogatorio que su plan era atentar contra un militar y que estaba en contacto con el grupo yihadista Estado Islámico (EI), según los medios franceses.

Las primeras investigaciones apuntan a un hombre con problemas psiquiátricos que estaba internado en un centro y tenía un permiso de salida del 4 al 6 de agosto.

Su padre aseguró este lunes en una entrevista a la cadena BFM TV que no es un yihadista, sino que está enfermo.

En el pasado, según su relato, cada vez que se enfadaba aseguraba que veía un hombre enmascarado que "le empujaba a hacer cosas".

En el actual contexto yihadista, "ahora cada vez que monta en cólera ya no habla de un hombre enmascarado, sino que grita 'Allahu akbar'", indicó el padre y argumentó que su hijo se enfadó este fin de semana por el rechazo de la familia a comprarle un teléfono inteligente.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario